EFE
9 de febrero de 2017 / 12:56 p.m.

El delantero uruguayo Luis Suárez dijo hoy que no recomendó al Barcelona la contratación del centrocampista de la selección sub-20 de su país Nicolás de la Cruz, como trascendió en medios locales los últimos días, y que tampoco tuvo nada que ver en el fichaje de su compatriota Santiago Bueno.

"Es mentira, no recomendé (a Nicolás de la Cruz al Barça) y tampoco tuve que ver en lo de Santiago (Bueno). Gracias a Dios no tengo que estar ofreciendo a ningún jugador ni nada, no soy representante. Si me vienen a preguntar les voy a hablar bien, espectacular, pero de Nico no me dijeron nada ni yo dije nada", declaró Suárez en entrevista con la radio local Océano FM.

El delantero blaugrana sí dijo haber felicitado a Bueno una vez se concretó su fichaje al Barcelona y haberle dicho que de momento se centre en el Sudamericano sub-20 que está jugando con la selección y que ya tendrá tiempo "para ver lo lindo que es Barcelona".

Suárez recordó cómo fue su llegada al Barcelona y comentó que lo que más le "sorprendió" fue "la humildad que hay dentro del vestuario", que calificó como "increíble" y "espectacular" y la relación con los compañeros.

"Nadie se cree más que nadie", aseveró el uruguayo, quien dijo también llevarse especialmente bien con el argentino Lionel Messi y hacer fuera de los terrenos de juego una amistad mutua que incluye a las familias de ambos.

Respecto a los incidentes que Suárez tuvo en el pasado, cuando era jugador del Liverpool, con el futbolista del Manchester United Patrice Evra, quien acusó al uruguayo de decirle insultos racistas, incidente que le costó una sanción de 8 partidos, el ahora goleador del Barça manifestó que "perdona pero no olvida" la actitud de Evra.

También habló de la camiseta con el lema "Por nuestro fútbol #MásUnidosQueNunca" que enseñó junto al zaguero del Atlético de Madrid Diego Godín antes del último partido que enfrentó a ambos para apoyar la lucha por los derechos de imagen que los futbolistas uruguayos mantienen contra una empresa de comunicación local.

"Los colegas del fútbol uruguayo habían hecho lo mismo este fin de semana con carteles, y por si a alguno le había quedado dudas y no lo pudo ver, sabiendo que el partido nuestro en Europa podía tener un poco más de repercusión, lo hicimos", expresó Suárez.

"Estamos todos juntos en esto y vamos a estar respaldándonos", agregó.

Finalmente, dijo que no sabría decir en qué club se retirará pero que le gustaría ser recordado como jugador de la selección uruguaya y despedirse en un partido en que juegue una parte con la elástica celeste y otra con la del club en el que se formó, el Nacional de Montevideo.

"Siendo hoy en día un jugador referente en la selección y que me ven como jugador de la selección, no como jugador del Nacional o del Peñarol y que la rivalidad genera polémica, soy consciente de que hoy en día soy jugador de la selección y quiero que recuerden como jugador de le selección", exclamó.

"Estaré agradecido al Nacional, que me formó y me dio de comer mucho tiempo pero si no me retiro en el Nacional mi último partido profesional me gustaría que fuese jugando un tiempo con la camiseta de la selección y otro tiempo con la camiseta de Nacional", continuó.