GERARDO SUÁREZ
27 de agosto de 2015 / 09:47 a.m.

No es sorpresa que Humberto Suazo sea un jugador emocional, casi dependiente de su estado ánimo. Y primer semestre del 2015 quedó más que reafirmado. Problemas dentro y fuera del campo mermaron al goleador histórico de Rayados en su regreso a Chile.

Y fue cuando apareció la figura de Marcelo Canessa. El preparador físico del Colo Colo e íntimo amigo del legendario 26 atendió con gusto a MMDeportes. Y no dudó en aceptar su responsabilidad en el impresionante regreso del andino, así como las razones por la cual estuvo golpeado sentimentalmente el jugador… y México era una de ellas.

“Él está solucionando sus problemas, es muy feliz ahora. Se ve muy contento trabajando y eso ha ayudado a que su entorno esté bien y eso se refleja en su día a día y eso se ve en las prácticas, los partidos. Es muy positivo”, apuntó Canessa vía telefónica.

¿Cómo encontró a Humberto?
“Él estaba desanimado. La primera semana no fue muy buena… tenía, por lo que nos comentaba, opciones de seguir en México, pero se sentó a conversar que él iba a estar 100 por ciento a disposición de quedarse, de estar con el cuerpo técnico, de quedarse en Chile. De ahí en adelante tuvo una reacción muy positiva. Ordenó un poco su forma y comenzamos a trabajar bastante intenso”.

¿Qué hizo de diferente para ‘rescatar’ a Humberto?
“A Humberto lo conozco desde los 15 años. Trabajé con él en Católica. Cuando Humberto llegó a Católica de San Antonio, yo era el preparador físico. Le tengo mucho afecto, mucho cariño y ahora nos encontramos después de muchos años. Hay una cercanía con él muy afectiva que va más allá de la relación profesional, hay algo más de fondo. Somos mucho de conversar, no solamente de lo futbolístico, sino de su vida, sus hijos, familia. Compartimos bastante en las conversaciones”.

¿Hablamos de un ‘renacer’ para Suazo?
“Sí, él está muy feliz. Tiene un espacio ganado tremendo acá en Colo
Colo y el hecho de verlo disfrutando el día a día, nos tiene muy contentos porque eso es lo que se busca, que se sientan muy contentos los jugadores y eso ha pasado especialmente con Humberto. Irradia alegría”.

¿Qué se siente ser el responsable de ese renacer?
“Yo estoy feliz porque le tengo un afecto especial por conocerlo de muchos años y todo lo que le pasó, entonces es una alegría doble”

Entonces usted lo mima…
“(Risas) no, no. Nosotros somos mucho de respetar las individualidades de cada jugador. Vamos viendo qué es lo mejor con cada jugador”

¿Hasta dónde ve que pueda llegar este nuevo Suazo?
“Tenemos mucha confianza en lo que haga Humberto y el plantel en general. Estamos muy contentos, el campeonato es corto y es difícil, pero estamos potenciando en todo para mantenernos”

Este nuevo estado de Suazo, ¿podría hacer que el equipo se vuelva dependiente de lo que haga?
“En el plantel hay jugadores muy importantes. Está el caso de Humberto, que irradia alegría, pero también está Esteban (Paredes), ‘Pajarito’ (Jaime Valdés), Gonzalo (Fierro)… hay un potencial importante y todos conviven muy bien y eso también es importante”.