RAFAEL RIVERA - @RAFADATOS
25 de octubre de 2015 / 09:55 a.m.

Como parte de la jornada 10 de la Premier League, Manchester United y Manchester City se midieron en Old Trafford, duelo en el que Wayne Rooney desató el temor del público.

Al momento de luchar por un balón en la primera mitad, el goleador del Manchester United sufrió un fuerte golpe en la cabeza, el cual de inmediato lo dejó lleno de sangre.

Tras este accidente, el cuerpo médico ingresó al terreno de juego para atender al ‘Bad Boy’, quien de inmediato volvió al terreno de juego para participar sin problema alguno en el ‘Clásico de Manchester', el cual terminó 0-0.