agencias | @mmdeportesmx
2 de marzo de 2017 / 04:56 p.m.

Fernando Torres, delantero del Atlético de Madrid, está "consciente y orientado", pasará la "noche en observación" en un hospital de La Coruña, al que fue trasladado tras sufrir "un traumatismo craneoencefálico" en el partido ante el Deportivo, y ha sido sometido a un "TAC craneal y cervical" que ha determinado que "no ya alteraciones ni lesiones traumáticas"

Así lo informa el último parte médico del club rojiblanco, publicado en su página web oficial, después de que el atacante del equipo rojiblanco haya sufrido un golpe en la cabeza en un choque con Álex Bergantiños, jugador del Deportivo, y haya caído desplomado e inconsciente sobre el terreno de juego del estadio de Riazor.

El futbolista fue atendido sobre el césped durante unos cinco minutos e inmovilizado y evacuado en camilla del terreno de juego, desde donde fue trasladado inmediatamente a un hospital de La Coruña. "A Torres se le ha realizado TAC craneal y cervical. No hay alteraciones ni lesiones traumáticas. Está consciente y orientado, pasará la noche en observación en el hospital por protocolo médico", anunció el club después de las primeras pruebas al delantero.

Ya antes había informado de que estaba "estabilizado y consciente", apenas cinco minutos después de la finalización del encuentro, reanudado en el 88, cuando fue evacuado Torres, y que se alargó hasta el 97.

Antonio Sanz, director de comunicación de Bahía Internacional -la empresa que representa a Fernando Torres- y amigo del delantero, explicó a su vez en 'Radio Marca', nada más ser retirado del campo, que el atacante "ha recobrado el conocimiento y está tranquilo" tras el fuerte golpe recibido en la cabeza frente al Deportivo.

"Algo muy feo de verlo. Quien no está acostumbrado y vea esta escena se asusta. Las noticias que hemos recibido hasta ahora son buenas. Lo más importante es que Fernando esté bien y se recupere. Está estabilizado, está bien, acabó de jugar y no sé más", declaró su compañero Filipe Luis al término del encuentro a 'Bein Sports'.

"Ojalá que esté todo bien. Para nosotros no sólo es lo que significa dentro del campo y para el club, sino como persona es de las mejores que he visto", apuntó Filipe, mientras que el francés Antoine Griezmann expuso en el mismo canal que el vestuario estaba "callado, nadie quería hablar, algunos en la ducha, otros cabeza abajo, más por lo que ha pasado (a Torres) que por el resultado".

"Está consciente. Tiene un traumatismo craneoencefálico. Preocupados, nerviosos, son las sensaciones después de un golpe tan fuerte como el que ha recibido. Sentí un ruido desde el banco, no sé si fue el cuello, pero algo se sintió, son situaciones desgraciadas que suceden en el juego y esperemos que sea lo mejor para Fernando", relató su técnico, el argentino Diego Simeone, en rueda de prensa.

Torres entró al campo en el minuto 65 del encuentro, en lugar del francés Kevin Gameiro, y tuvo una ocasión durante el partido, en un remate con la izquierda que salvó Germán Lux. Después, en una jugada en la que acudió a su área para ayudar en tareas defensivas, en el minuto 84, sufrió un tremendo golpe con Álex Bergantiños.

El impacto contra el suelo, inconsciente, provocó la rápida acudida de todos los jugadores, de los servicios médicos de ambos clubes y de efectivos de la Cruz Roja, que atendieron durante unos cinco minutos al delantero sobre el terreno de juego, antes de evacuarlo inmovilizado y en camilla fuera del campo de Riazor.

Después, entre los gestos de mucha preocupación de los jugadores de los dos equipos, algunos con lágrimas en los ojos, como el uruguayo José María Giménez, Fayçal Fajr y Álex Bergantiños, entre otros, y de los aficionados que habían acudido al encuentro, el atacante fue trasladado en ambulancia a un hospital, donde está "consciente y orientado" y pasará la noche en observación.