NOTIMEX
12 de junio de 2016 / 12:58 p.m.

La Confederación Europea de Futbol (UEFA) amenazó hoy con “descalificar” de la Eurocopa 2016 a las selecciones de Inglaterra y de Rusia, debido al violento comportamiento de sus aficiones la víspera en el puerto sureño de Marsella, en donde ambos combinados disputaron su primer juego del torneo.

En un comunicado, la UEFA afirmó respecto a las peleas protagonizadas por ambas aficiones que “tal comportamiento es inaceptable por los supuestos seguidores de Inglaterra y Rusia, que no tienen cabida en el futbol, un deporte que debemos proteger y defender”.

En el texto, difundido a la prensa, la confederación, que coorganiza con Francia el campeonato, anunció que “advirtió a ambas federaciones" por los sucesos ocurridos donde se registraron decenas de detenidos y heridos, uno de los cuales, un inglés, está en situación de gravedad.

La UEFA subrayó por ello que “no dudará en imponer sanciones adicionales a la Football Association (FA, de Inglaterra) y a la Federación Rusa de Futbol (RFU), incluyendo la descalificación potencial de sus respectivos equipos del torneo, en caso de producirse este tipo de violencia de nuevo".

En el boletín, la UEFA exhorta a las federaciones inglesa y rusa a “que pidan a sus seguidores que se comporten de forma responsable y respetuosa" y expresa su "apoyo a la labor de las autoridades francesas y las fuerzas de seguridad por sus esfuerzos para ofrecer un torneo seguro en circunstancias difíciles".

Previamente, este domingo, la UEFA anunció la apertura de un expediente disciplinario contra la Federación de Rusia por el comportamiento de los aficionados rusos al final del juego de la víspera entre las selecciones de Rusia e Inglaterra en Marsella.

La UEFA, coorganizadora de la Eurocopa de futbol de Francia, acusó a los rusos de haber “perturbado” el final del partido, que terminó en empate 1-1 en el estadio Velodrome del puerto de Marsella, así como de “comportamientos racistas” y prender bengalas.

El juego estuvo precedido además de numerosos violentos incidentes entre aficionados ingleses, principalmente, y de varios países más, entre ellos rusos, en las horas y días previos en el centro de Marsella.

El partido estaba considerado de alta peligrosidad y de momento es el que ha generado más incidentes violentos desde el inicio del torneo que comenzó el pasado viernes.