AGENCIAS
25 de octubre de 2015 / 07:57 a.m.

La Real Sociedad se llevó la victoria del Ciutat de València en la novena jornada de la Liga al desbordar a un Levante completamente desajustado al que en la primera parte castigó con los tantos de Carlos Vela y Agirretxe pero ya pudo golear como acabó haciendo en la segunda con un gol de Chori Castro y el segundo del mexicano.

En la segunda parte, con un defensa menos, un delantero más y Verza en el centro del campo, los locales mejoraron en presencia pero el conjunto de David Moyes se defendió con orden, contragolpeó con acierto y sumó su primera victoria en el estadio levantinista tras no haberlo logrado en sus siete visitas anteriores en Primera.

Los locales salieron blandos e imprecisos, todo lo contrario que su rival, que arrancó enérgico y concentrado y al que apenas le costó unos minutos adelantarse. Entre las numerosas pérdidas del Levante y que la Real se llevaba todos los balones divididos, el equipo donostiarra era el dueño del choque.

Tuvo una primera gran oportunidad Vela, que remató completamente solo en el segundo palo un centro de Zurutuza, pero mandó fuera el balón.

Tres minutos después fue Agirretxe el que dejó solo al mexicano con una asistencia que cruzó por delante de la poblada y pasiva zaga valenciana y aunque Rubén detuvo el primer remate, el rechace le volvió a caer a los pies y ya no falló.

La reacción local apenas lo fue. Incapaz de hilar dos pases seguidos, sólo llevó peligro por medio de Roger. Su primera internada la cortó Mikel con una falta que le costó una tarjeta amarilla que los levantinistas pidieron que fuera roja y Rulli sacó su remate en la segunda. La chilena de Deyverson en el rechace posterior se estrelló contra la defensa.

Volvió a desaparecer el Levante casi otros veinte minutos y nuevamente marcó la Real, aunque en vez de un tanto pudo haber logrado tres. Lo hizo con un certero cabezazo de Agirretxe, que se encontró solo ante la portería tras quedarse petrificada la última línea local en un centro de Xabi Prieto.

Pero unos minutos antes, un centro de Yuri desde la banda izquierda se paseó a escasos centímetros de la línea de gol sin encontrar rematador pero tampoco un zaguero que despejara la pelota. Y después del 0-2, fue Zurutuza el que remató a bocajarro y Rubén evitó el tercero.

Con los silbidos ya instalados en la grada, el Levante se libró de una bronca al descanso porque unos segundos antes de que el árbitro pitara, Roger estrelló en el travesaño un remate de cabeza tras un centro de Camarasa.

Introdujo Lucas Alcaraz a Verza y a Ghilas y cambió de sistema pero la dos primeras oportunidades de la segunda parte fueron igualmente visitantes. En la primera Zurutuza, una vez más, remató sin oposición tras una falta lateral pero lo hizo por encima del larguero y en la segunda Agirretxe no llegó a tiempo para empujar un centro que volvió a pasearse ante portería de un superado Rubén.

La Real supo leer la necesidad del Levante por hacerse con el balón y dejó que se desgastara.

Las únicas oportunidades locales llegaron tras un par de saques de esquina pero una mano de Rullo desvió un 'misil' de Deyverson y un disparo desde fuera del área de Morales salió rozando el poste.

Con el Levante volcado en un infructuoso asedio, la Real acabó de sentenciar el choque. Chori Castro castigó con una volea el enésimo error de la zaga local y Carlos Vela remató a placer en el segundo palo un nuevo centro lateral y dio paso a que se vaciaran las gradas antes de tiempo y a que algunos aficionados pidieran la dimisión de Alcaraz.