AFP
11 de junio de 2016 / 03:09 p.m.

El emblemático Vieux-Port (Puerto Viejo) de Marsella fue, por tercer día consecutivo, escenario de incidentes violentos entre aficionados de fútbol, la mayoría en estado ebrio, desplazados a la Eurocopa de Francia, constataron periodistas de la AFP.

"La policía intervino en una disputa que enfrentaba a aficionados ingleses, rusos y franceses en el sector del Vieux-Port. Era impresionante, pero se recuperó la calma en unos minutos", declaró a la AFP el prefecto de policía Laurent Nuñez.

La policía -unos 250 policías y gendarmes- utilizó gases lacrimógenos y los aficionados escaparon del lugar corriendo por las calles vecinas. Algunos continuaban peleándose, arrancándose la camiseta y rompiendo botellas de cerveza, constató la AFP.

La mayor parte de los 'hooligans' llevaban una botella en la mano y algún 'pack' de varias cervezas.

Hasta 16:00 hora local, el Vieux-Port estaba tranquilo, pero entonces empezaron las disputas entre aficionados de varias nacionalidades.

"Llegamos al lugar e impedimos los enfrentamientos. Intervenimos sistemáticamente cuando hay disputas, para dispersarles", explicó el prefecto sobre el modo de actuar en situación así.

Apuntó que no se procedió a ninguna detención porque los agentes estaban ocupados en reestablecer el orden.

Incidentes similares habían tenido lugar el jueves y el viernes en Marsella, aunque con menos aficionados implicados.