AGENCIAS
12 de agosto de 2015 / 01:48 p.m.

El seleccionador de fútbol de Costa Rica, Paulo Wanchope, renunció hoy a su cargo debido a la pelea que protagonizó el martes en una tribuna en Panamá, donde observaba un partido entre las selecciones Sub-23 de ambos países.

"Tras una cordial reunión entre Paulo César Wanchope y los federativos Jorge Hidalgo y Rodolfo Villalobos, el secretario general Rafael Vargas y el presidente de la Comisión de selecciones, Adrián Gutiérrez, el entrenador decidió dar un paso al costado y dejar la dirección técnica de la selección", indicó la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) en un escueto comunicado.

El entrenador llegó hoy a Costa Rica procedente de Panamá envuelto en un mar de críticas locales e internacionales, no dio declaraciones a los numerosos periodistas que le esperaban a la salida del aeropuerto y fue escoltado por la policía hacia un vehículo de la Fedefútbol.

Wanchope observaba la noche del martes desde la tribuna del estadio panameño Maracaná un partido entre las selecciones Sub-23 de Panamá y Costa Rica y al finalizar el encuentro intentó ingresar al campo de juego.

Fue en ese momento en que el costarricense se fue a los golpes con un vigilante privado que se encontraba cerca en la tribuna, lo que obligó a intervenir a otros miembros de la seguridad privada e incluso a jugadores para detener la pelea, según muestran vídeos aficionados y de la televisión panameña.

La Fedefútbol indicó hoy en el comunicado que Wanchope "se mostró agradecido con la posibilidad que tuvo de estar al frente de la Tricolor" y los federativos le agradecieron "su trabajo y le desearon los mayores éxitos en los proyectos que tenga en el futuro".

Está previsto que en las próximas horas la Fedefútbol lleve a cabo una conferencia de prensa para ampliar los detalles de la salida del entrenador, quien estuvo en el cargo desde que terminó el Mundial de Brasil 2014.