agencias
1 de agosto de 2015 / 05:01 p.m.

Nicklas Bendtner marcó el postrero gol que empató el partido y luego convirtió el penal decisivo con el que Wolfsburgo derrotó el sábado a Bayern Munich y así quedarse con el título de la Supercopa alemana.

El delantero danés puso el marcador 1-1 a los 89 minutos, y el duelo se fue directamente a una tanda de penales sin jugar tiempo extra.

Todos los rematadores de Wolfsburgo anotaron desde los 12 pasos, mientras que su portero Koen Casteels repelió con la pierna el disparo del volante español Xabi Alonso.

El mediocampista chileno Arturo Vidal debutó con el Bayern, ingresando a los 74 minutos. Flamante campeón de la Copa América con su selección, Vidal fue amonestado ocho minutos después y convirtió en el primer turno de la tanda de penales.

Arjen Robben puso en ventaja al Bayern a los 49, pero el técnico español Pep Guardiola sigue sin poder salir victorioso en tres intentos en la Supercopa alemana.