agencias
15 de mayo de 2015 / 12:06 a.m.

La Confederación Sudamericana de Fútbol podría aplicar el artículo 23 del Reglamento Disciplinario a raíz de los bochornosos hechos de este jueves en el partido de vuelta de octavos entre Boca y River, y el club xeneize perdería 3-0 si es hallado responsable del ataque con la sustancia irritante propiciado por algunos de sus hinchas a los jugadores del equipo visitante.

De no ser así, el encuentro tendría que continuar en fecha fijada por la Conmebol.

Cabe recordar que en el choque de ida, River se impuso por 1-0.

El artículo 23 dice lo siguiente:

Determinación del resultado de un partido por responsabilidad o negligencia de uno de los equipos.

"Sin perjuicio de otras sanciones que se pudieran imponer, cualquier equipo por cuya responsabilidadse determine el resultado de un partido se considerará como perdedor por 3-0. Si el resultado real fuese menos favorable para el club o asociación responsable, ese resultado se mantendrá".

Los informes del árbitro del compromiso, el argentino Darío Herrera, y del veedor boliviano Roger Bello, de la Conmebol, serán fundamentales para la decisión que tome el ente que rige el fútbol sudamericano.