FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ
28 de enero de 2015 / 01:12 a.m.

Monterrey.- Los habitantes de la calle Makalu, en la colonia Cordilleras del Virrey, en Santa Catarina, repudiaron el acto en el que la joven Victoria Hernández abandonó a su hijo recién nacido afuera de la casa de su amante, y padre del bebé.

Entrevistados al respecto, señalaron que nada justifica el proceder de la madre, pues consideran que puso en serio riesgo la integridad y la salud del niño.

Trascendió que Carlos, de 38 años, señalado como el supuesto padre, labora como encargado del área de cajas en una tienda de autoservicio ubicada en la zona de La Puerta, en Santa Catarina.

Durante el año pasado enfrentó problemas en su matrimonio, aparentemente a causa de sus infidelidades. Durante unos seis meses estuvo separado de su esposa, pero se reconciliaron en el último trimestre.

“A partir como del mes de noviembre, o desde octubre, más o menos, regresaron… se volvieron a unir”, explicó un ama de casa que radica cerca del lugar del incidente ocurrido a las 22:30 horas del pasado viernes 23 de enero.

Los testigos refirieron que aquella noche observaron a una mujer joven, de aproximadamente 20 años, que caminaba en forma apresurada rumbo a un monte aledaño.

Avanzó rápido por la vereda que se localiza al final de la calle Makalu, en las orillas de la colonia Cordilleras del Virrey, en el municipio de Santa Catarina.

“Y yo vi que pasó alguien para allá… una chavita, y dije: Qué raro. Y mi Estrellita, una perrita chihuahueña, ya ve que esas hacen mucha bulla, no dejaba de ladrar. Yo me preguntaba: ¿Pues qué pasa?, explicó la señora.

Para las personas no se justifica de ninguna manera la acción de Victoria, pues consideran que el bebé pudo haber sido atacado por algún animal, o en su caso víctima de las condiciones del clima.

“Digo: A pesar de que unos dicen: No, pues a lo mejor porque después del embarazo sufrió de estrés post parto. Pero pues no, nada tiene que ver. Ya tienes 21 años”, aseveró.

Este martes trascendió que el Ministerio Público mantiene bajo investigación a los supuestos padres de la criatura, quienes fueron sometidos a diversos estudios genéticos.

Se espera que en las próximas horas les resuelvan su situación legal, y se determinen los cargos que pudieran enfrentar ante las autoridades de justicia.