17 de febrero de 2015 / 03:29 a.m.

Monterrey.- La mujer acusada de abusar de la confianza del dueño de la empresa en la que laboraba como asistente y le reclama un millón 564 mil 638 de pesos, recuperó su libertad al llegar a un acuerdo con el afectado.

Margarita Melchor Alvarado, abandonó este lunes el penal del Topo Chico, donde se encontraba recluida, desde hace casi una semana.

Melchor Alvarado llegó a un acuerdo con el director y propietario de Kubli y Asociados, quien le otorgó el perdón.

Antes de abandonar el centro penitenciario, fue notificada del auto de formal prisión que le impuso el juez primero penal de Monterrey por considerarla presunta responsable de abuso de confianza.

Pero, como llegó a un acuerdo con el denunciante y recibió el perdón, Melchor Alvarado no quedará obligada a formar cada semana, porque el proceso que le iniciaron quedará archivado.