3 de febrero de 2015 / 01:52 a.m.

Monterrey.- Era trailero el hombre que fue ejecutado junto con los propietarios de un minisúper y un bar del municipio de Escobedo y a quienes acribillaron, presuntamente, porque se negaron a cambiar de proveedores de la droga que distribuían en uno de sus negocios.

Aunque, hasta el momento no ha sido reclamado e identificado oficialmente, trascendió que la víctima se encontraba de paso en el lugar y que los elementos de la Agencia Estatal establecieron su identidad por documentos que encontraron en el tráiler que había dejado estacionado frente al negocio donde ocurrieron los hechos.

De acuerdo a la papelería que aseguraron los investigadores y peritos de la Procuraduría de Justicia, el hombre respondía al nombre de Sergio Jurado de León, de 47 años de edad, con domicilio en el municipio de Guadalupe.

Jurado de León murió el viernes 30 de enero alrededor de las 22:20 horas, junto con Vicente García Martínez de 57 años y su hijo Vicente García Hernández de 31 años de edad, a quien apodaban "El cholo".

García Martínez y su hijo eran propietarios de un bar y el mini súper denominado "Fenix", donde ocurrieron los hechos, los cuales están ubicados en la carretera a Monclova, a unos metros del Mall del Yonke, en el citado municipio.

Las investigaciones que han realizado los elementos de la Agencia Estatal revelaron que "El cholo" tenía apenas tres meses de haber abandonado el penal del Topo Chico, donde estuvo recluido dos años purgando una condena por delitos contra la salud.

Aunque, al inicio de las indagatorias se mencionó que los comerciantes fueron atacados por hombres armados, porque supuestamente se negaban a vender alcaloides.

Trascendió que, en realidad,  estaban relacionados directamente con la distribución de droga y que lo hacían para un grupo de la delincuencia organizada, pero se negaban a cambiar de proveedores.

 

FOTO: Lorenzo Encinas

REDACCIÓN