12 de febrero de 2015 / 04:51 a.m.

Monterrey.- Buscando un mejor servicio en el nacimiento de su segunda hija, Perla  Cruz Velázquez de 28 años, acudió a una clínica particular sin imaginar que esto se convertiría en una pesadilla.

Ella ingresó al Centro Médico Los Ángeles, ubicado en la colonia Mitras Centro. El 12 de enero dio a luz a su bebé mediante una cesárea,  fue dada de alta 36 horas después pero al paso de los días presentó fiebre y otros síntomas extraños.

"Me alivié el día 12 en la clínica Los Ángeles, a las 36 horas me dieron de alta, me fui a mi casa y me dio tos, fiebre, estaba fajada pero el vientre me iba creciendo con un dolor insoportable"

Regresó a la clínica y el médico, quien asegura ser el dueño de la clínica, Edelmiro Rodríguez de León  le señaló que la enviaría a otro hospital porque no contaban con equipo, y decide enviarla al Hospital Universitario.

Pero ante  la desesperación de ver cómo su estado de salud no avanzaba, acudió a otro hospital privado,  donde el médico le dijo que requería ser operada de inmediato, pues tenía 3 litros de pus en el estómago.

"Tenía todo expandido, me dijo el doctor, todo infectado de pus, estuve internada en cuidados intensivos, estaban viendo si reaccionaba", dijo.

Todo se debió  presuntamente  una bacteria que adquirió en el centro médico al momento del parto.

"Estuve muy grave, me pude haber muerto, me dijo el doctor  que adquirí una bacteria que ingresa por el mal estado de una gasa o de algún instrumento contaminado", señaló Perla Cruz.

Esta joven pudo vivir para contarlo, se encuentra aún recuperándose, pero tardará al menos dos meses más en estar completamente sana.

Ellos piden a la Secretaria de Salud verificar estos lugares y se le dé seguimiento a las denuncias que se interponen contra los médicos que cometen una negligencia.

Aparentemente esta es la segunda denuncia contra esta clínica, según les informaron en el Ministerio Público.

FOTO: Imagen para ilustrar

ZYNTIA VANEGAS