19 de febrero de 2015 / 03:32 a.m.

Monterrey.- Las autoridades investigadoras confirmaron que fue un atropello, el caso del trabajador que murió el martes en la colonia Hacienda El Rosario, en San Pedro.

Según informes de la Procuraduría, el infortunado falleció a causa de una contusión profunda de tórax y abdomen, según reveló la autopsia practicada en el Servicio Médico Forense.

Hasta el momento se encuentra detenido y a disposición de un agente del Ministerio Público el operador del camión de carga que arrolló al trabajador.

La víctima se llamaba Pedro Castillo Tovar, de 64 años de edad, originario de Tamaulipas y quien tenía su domicilio en la colonia Oscar Herrera, en Monterrey.

Por su parte, el operador supuesto responsable de la tragedia responde al nombre de Juan Manuel Morales Valencia, quien se halla recluido en las celdas municipales de San Pedro Garza García.

Este lamentable accidente se registró al filo de las 15:00 horas del martes 17 en la avenida Del Rosario y la calle Privada Esperanza, en la colonia Hacienda El Rosario.

Trascendió que Castillo Tovar se desempeñaba en la compañía denominada ROGACU S.A., y era el encargado de cuidad la maquinaria, las herramientas y los materiales.

Morales Valencia labora en la empresa Plantasfalto, dedicada al recarpeteo de la zona y subcontratada por ROGACU.

Los reportes emitidos por las autoridades señalaron que Morales Valencia conducía un camión Ford 450, propiedad de Plantasfalto.

Realizaba maniobras en reversa y no se percató de la presencia del velador, hasta que otros trabajadores le gritaron para que se detuviera.

Testigos del atropello aseguraron que las llantas posteriores hicieron contacto con Castillo Tovar, quien en un principio se quejó de dolor en las piernas.

Las personas señalaron que el sexagenario todavía tuvo fuerzas para levantarse, sacudir un poco sus ropas y caminar hacia el camellón central de la calzada.

Allí, sobre una banqueta, se recostó, vencido por el dolor, hasta que finalmente expiró, mientras sus compañeros esperaban la llegada del auxilio.

Elementos de la Dirección de Tránsito Municipal tomaron conocimiento del caso y se encargaron de remitir al operador del vehículo pesado.

Se espera que en el transcurso de las próximas horas las autoridades resuelvan la situación legal de Morales Valencia, pues se trata de un delito culposo.

FOTO: Carlos Rangel

AGUSTÍN MARTÍNEZ