notimex
6 de agosto de 2015 / 02:05 a.m.

El mal inicio de temporada abrió las críticas para el técnico Ignacio Ambriz y su América, pero esta noche, en la cancha del estadio Azteca, tomó un respiro al cumplir y golear 4-0 al Motagua de Honduras.

Águilas comenzó de buena manera la defensa de su título en la Liga de Campeones de la Concacaf gracias a los goles del estadounidense Ventura Alvarado, al minuto tres, del paraguayo Pablo Aguilar (5), Oribe Peralta (41) y del argentino Rubens Sambueza (56).

Con el triunfo, América acumuló las primeras tres unidades de este certamen en su edición 2015-2016, mientras Motagua se quedó en blanco. El próximo juego del cuadro mexicano será el 19 de agosto contra Walter Ferretti de Nicaragua.

El equipo azulcrema firmó la victoria en escasos minutos con dos goles tempraneros, en un triunfo que sin duda ayudó en el ánimo del plantel, para encarar de mejor forma la fecha tres del Torneo Apertura 2015, donde buscará el sábado sus primeros puntos frente a Pachuca.

Alvarado, criticado contra Atlas por dos fallas, abrió el marcador con disparo de barrida al tomar un rechace del portero Sebastián Portigliatti, quien sufrió el segundo tanto con un cabezazo certero de Pablo Aguilar, ambos en apenas dos minutos.

América insistió al ataque, dominó las acciones y Rubens Sambueza desbordó por derecha y mandó servicio para el remate de Oribe Peralta ante el mal despeje defensivo, en lo que significó el 3-0, cómodo para el equipo mexicano.

En el segundo lapso, el equipo hondureño siguió perdido y Águilas consiguió la goleada con la anotación de Sambueza, quien robó el balón e hizo toda la jugada el solo para el 4-0 contundente, en una acción después de que el “pampero” Darío Benedetto había dejado escapar el gol.

La más clara ocasión del cuadro centroamericano ocurrió después de la hora del encuentro con cabezazo de Henry Figueroa, donde Moisés Muñoz atajó bien en dos tiempos y alcanzó a sacar de la línea de gol, a pesar del reclamo de los visitantes, quienes pedían la anotación.

América bajó el ritmo en la parte final del compromiso, por lo que los “catrachos” tuvieron un poco más el balón, pero sin volver a preocupar a "Moi".

A cuatro minutos del final, Júnior Izaguirre vio la tarjeta roja por dura falta contra el ecuatoriano Michael Arroyo, pero eso tampoco modificó el resultado.

El árbitro del encuentro fue el estadounidense Edvin Jurisevic, quien tuvo una labor regular, perdonó la roja a Javier Güémez en el primer lapso, a quien sólo amonestó al igual que a sus compañeros Arroyo y al paraguayo Osvaldo Martínez, así como al hondureño Kevin López. Expulsó a Júnior Izaguirre, al 86.