AGENCIAS
9 de enero de 2016 / 07:26 p.m.

América firmó un gris debut en el Torneo Clausura 2016 de la Liga MX y al final agradeció el punto conseguido, luego de empatar sin goles con Puebla en la cancha del estadio Azteca.

En actividad de la fecha uno del certamen, Águilas sufrió ante el equipo “camotero”, que lució mejor en el terreno de juego, pero careció de puntería en la zona de definición.

Así, los dos conjuntos sumaron su primera unidad en el campeonato.

América acabó con criticas 2015 con su eliminación en semifinales de Liga MX y su fracaso en el Mundial de Clubes, así que la urgencia por demostrar mejoría era una obligación y más ante su afición en este nuevo certamen.

Sin embargo se encontró contra un Puebla que se plantó con orden y con determinación para ser capaz de preocupar a su rival cada vez que tenía el esférico en su poder. David Toledo mandó el primer aviso de peligro con disparo apenas por encima del horizontal.

Después el zaguero americanista, el paraguayo Pablo Aguilar, estuvo cerca del autogol pero le ayudó el travesaño y luego el portero Moisés Muñoz le atajó un cabezazo al argentino Matías Alustiza para que el empate se mantuviera sin goles en el primer lapso con un Puebla muy superior.

La tónica del encuentro se mantuvo en el segundo lapso, La Franja comenzó con dominio del balón pero las Águilas despertaron y perdonaron al inicio en un mano a mano de Oribe Peralta, quien no pudo definir ante la salida del guardameta argentino Cristian Campestrini.

De forma inmediata Puebla respondió para exigir en dos ocasiones a "Moi" Muñoz ante un disparo de larga distancia de Alustiza y otro remate a bocajarro del mismo pampero para que el portero azulcrema ya fuera factor y figura en el cotejo.

En el cuadro de Coapa se dio el debut de dos de sus refuerzos, el brasileño William da Silva y el uruguayo Brian Lozano en busca de marcar diferencia en el tramo final del encuentro, pero la actuación del anfitrión fue gris como la tarde noche en esta capital mexicana.

El argentino Darío Benedetto casi consigue el premio para el América, ya que en una de las últimas jugadas su remate apenas pasó cerca del poste derecho de Campestrini.

Puebla, que está sumergido con los problemas del descenso, se fue del estadio Azteca con un empate que lo dejó con sabor amargo debido a que fue superior en grandes lapsos del encuentro.

El árbitro del encuentro fue Jorge Antonio Pérez, quien cumplió con una buena labor y sólo amonestó a los visitantes Patricio Araujo y Francisco Torres.