CORTESÍA DE HIGINIO ROBLES LEÓN/ENVIADO - LAAFICION
11 de diciembre de 2016 / 02:55 a.m.

El partido del Centenario de América no fue en México, tendrá como sede Yokohama, en Japón, las Águilas se medirán nada menos que al Real Madrid. El cuadro de Coapa cerró la herida del año pasado. El equipo de Ricardo La Volpe derrotó en el estadio de Suita al Jeonbuk de Corea del Sur por 2-1, con goles de Silvio Romero y se medirá en un partido oficial al conjunto merengue el próximo 15 de diciembre.

América fue de menos a más en el partido y viceversa, apretó en el arranque buscando el gol que le pusiera por delante, tuvo algunas aproximaciones, pero fue dejando de fluir. La Volpe sorprendió con su once, puso a Valdez como lateral por derecha, el paraguayo se integró la semana pasada a los entrenamientos y el entrenador le vio condiciones para asumir la titularidad.

El resto del equipo fue lo que se esperaba, sin mayores sorpresas, con Oribe ejerciendo la misma labor por la banda izquierda. Empezó bien el conjunto azulcrema que se arrimó al área de los coreanos, pero volvió a carecer de precisión en la última zona. Algunas acciones que pintaban para más acabaron diluyéndose.

Darwin buscaba desequilibrar por derecha, pero le fueron tomando el pulso y su peso bajó. América buscaba asumir protagonismo, Oribe dejó ir un par de ocasiones, y Bruno se agregó en otra en la que dejó la pelota retrasada para Silvio Romero; en esa acción, Valdez se quedó colgado en ataque e instantes después llegaría el gol de los coreanos.

El Jeonbunk se ordenó con mucho sentido, apenas y cedía espacios, no le inquietaba en lo más mínimo sentirse rebasado, porque cuando desprendía con velocidad dejaba ver que podía poner en aprietos a los coreanos. Fue armando su jugada, atacaron por la banda derecha, la misma que Valdez había dejado huérfana, así que Álvarez salió a cubrirlo, Park Won-Jae hizo una pasada y cuando tuvo la pelota centró para Kim Bo-Kyung que remató franco en el área.

América iba a contracorriente, espabiló y Romero puso la pelota en el travesaño con un tiro de media distancia, empezó a dejar espacios y se salvó del segundo. La Volpe pedía más atención, porque la ansiedad podría jugarles en contra. Y Pablo también tuvo la suya, pero el defensa chutó muy desviado.

Golpeado en lo anímico, América necesitaba revolucionarse, La Volpe mandó a la cancha a Arroyo y a Chepe para compensar el medio campo y tener más agresividad, le funcionó porque Michael puso el pase para el gol de Romero, el Chino igualó el marcador al 58’ con un buen cabezazo que venció al portero Jeong Nam Jong, era el momento para aprovechar el momento.

No se estresaba el cuadro mexicano que empezó a sentirse más cómodo en el campo, ya había dado alcance y era cuestión de apretar un poco más para darle la vuelta al juego, con un poco de fortuna, de nuevo a través de Romero que al 74’ cazó un rechace y tras un desvío la pelota acabó en fondo.

América se ponía por delante, La Volpe regresó a la línea de 5 y era cuestión de mantener los nervios para que el partido no se le escapara de las manos, lo había controlado y supo reaccionar en la desventaja.

Apretó los dientes el cuadro azulcrema en defensa y pudo cantar victoria. América no vino de paseo a Japón, y el jueves lo espera el Real Madrid.