27 de enero de 2015 / 07:03 p.m.

Monterrey.- Tess Holliday soñaba con convertirse en modelo algún día. Durante toda su vida, sufrió de bullying debido a su peso y familiares y amigos no creían que lograría ser tomada en cuenta por una agencia.

La joven de 29 años y madre de un niño demostró a todos que estaban equivocados cuando la agencia MiLK Model Management la contrató la semana pasada, que incluye una aparición en las páginas de Vogue.

Cuando era una adolescente, viajó a Atlanta para un casting de modelos donde le dijeron que era demasiado baja y ancha para las proporciones que se buscan en el mundo de la moda.

Tess es talla 22 (de EU) y es la modelo profesional con las proporciones más grandes en el negocio, también es la primera maniquí con grandes tallas que firma con una agencia.

Dejó la escuela a los 17 por el acoso escolar que recibía y se dedicó a ser maquillista. En el 2010 se mudó a Los Ángeles y de ahí su carrera comenzó a crecer.

Anna Shillinglaw, propietaria y directora de MiLK Model Management, dijo que una de las razones por las que la contrataron fue por la cantidad de seguidores que tiene en Instagram y la respuesta positiva de estos a sus fotos sin importar si aparece en bikini o ropa interior.

En sus redes sociales alienta a otras mujeres a sentirse cómodas con su cuerpo y ser ellas mismas dejando de lado las opiniones de los demás.

A pesar de las críticas que recibe de su peso y tamaño, ella tiene un entrenador y se ejercita al menos cuatro días a la semana para mantenerse saludable.

Además, su agenda incluye un día ajetreado entre reuniones y shootings rodeada de gente positiva que la hace sentir amada y feliz.

FOTO: Instagram

Con Información de Milenio Digital