18 de febrero de 2015 / 02:55 a.m.

 

 

Auckland .- Una mujer fue rescatada por dos policías mientras su automóvil se hundía en un río de Auckland, Nueva Zelanda.

Los uniformados rompieron el vidrio de la parte trasera con una piedra para alcanzar a la afectada.

El accidente ocurrió cuando la conductora del vehículo atravesó la pared del aparcamiento de una terminal de ferry hasta caer al agua.

Las dramáticas imágenes muestran como los agentes Paul Watts y Simon Russell entran en el torrente de agua para ayudar a la mujer, que ya se encontraba en el asiento trasero debido a que la parte frontal del auto ya había quedado sumergida.

Un transeúnte ayudó a los policías en las tareas de rescate, trabajos que se complicaron porque el agua impedía que se abrieran las puertas.

Uno de los agentes intentó romper una ventana con su bastón de mando, antes de que otro destrozara la ventana trasera del vehículo con una roca.

La mujer salió en estado de shock y con cortadas en el brazo izquierdo.   

"Estuvo cerca, probablemente 30 o 40 segundos después de que nos las ingeniamos para sacar a la mujer, el automóvil ya estaba hundiéndose más en el agua; si hubiéramos tardado otro minuto no hubiera salido", dijo Watts al medio New Zealand Herald.

FOTO:  NZH

TELEDIARIO DIGITAL