12 de febrero de 2015 / 08:28 p.m.

 

Monterrey.- Una estudiante británica se llevó gran sorpresa cuando al estar cocinando unos huevos antes de ir a su escuela, en uno de ellos halló un pequeño feto de pollo.

Charlotte Sweenie había comprado la caja de blanquillos de la marca Tesco unos minutos antes. El producto salió en el sexto huevo.

La mujer aseguró que vio caer algo en el sartén y uno de sus amigos bromeó con que se trataba de un feto, sin saber qué era.

Las chicas sacaron al espécimen con una cuchara y una de sus compañeras vegetariana.

"El pequeño animal empezaba a tener forma, sus patas ya estaban duras", dijo la estudiante según The Mirror.

Tesco respondió a la controversia diciendo: "Nosotros tenemos los más altos estándares de calidad para la comida que vendemos a nuestro clientes, si uno de ellos tiene problemas es extremadamente importante que investiguemos y resolvamos el problema".

FOTO: The Mirror

TELEDIARIO DIGITAL