26 de enero de 2015 / 11:22 p.m.

Turquía.-Un gerente de un restaurante de la cadena Burger King golpeó a un niño refugiado sirio por comer las sobras de un cliente.

Los comensales de la sucursal ubicada en el distrito Sirinevler, Turquía dijeron que el menor de 11 años recibió golpes en la cara y patadas en sus piernas.

La situación indignó a usuarios de redes sociales luego que se compartió una fotografía en la que muestra al niño ensangrentado sentado en unas escaleras.

Por su parte Burger King informó que el gerente fue despedido considerando que "este incidente es inaceptable".

El menor llamado Halil, que huyó a Turquía con su familia de Alepo, Siria hace dos años, dijo que quería tomar las sobras de papas porque se moría de hambre.

The Mirror citó al diario turco Hurriyet Daily Times, al señalar que cuando se le preguntó a la compañía si habría indemnización al niño sirio, los funcionarios de Burger King dijeron que el despido del empleado era suficiente para la situación.

Tras esta respuesta los manifestantes lanzaron pintura roja en la sucursal donde el menor fue golpeado.

FOTO: Twitter

TELEDIARIO DIGITAL