RIGOBERTO JUÁREZ
14 de marzo de 2016 / 03:44 p.m.

El presidente deportivo de América, Ricardo Peláez, descartó que haya existido un problema con algún jugador o integrante del cuerpo técnico de Chivas al finalizar el Clásico Nacional.

El directivo americanista negó que vayan a protestar la expulsión de Paolo Goltz o quejarse por el conato de bronca al concluir el encuentro, mismo que desató el colombiano Carlos Darwin Quintero.

"No queremos hablar. Me han escrito que si que la gente de Chivas pero es una mentira rotunda.

“No, ninguna protesta, hay que saber ganar y hay que saber perder. A veces nos toca ganar, a veces perder y no pasa nada”, comentó Peláez, quien este lunes cumplió 53 años y recibió el 'cariño' de sus futbolistas al terminar la práctica matutina en la cancha 2 del Estadio 3 de Marzo.

Incluso, reveló haber tenido una tranquila charla con el capitán Omar Bravo, luego de los empujones que se presentaron ayer en la cancha del Estadio Chivas.

“De Omar Bravo también quiero aclarar que no pasó nada, se acercó a mí, comentamos algunas cosas y se fue, no pasó nada”.

Ricardo se dijo orgulloso por la forma en que su escuadra se llevó el Clásico Nacional.

"Muy contento, el equipo defiende su chamba, a su cuerpo técnico, al proyecto directivo y ahí es donde hay que hablar, en la cancha. Estoy muy orgulloso de este grupo”.

Van por el bicampeonato

Ahora, los americanistas enfocan sus baterías en el duelo de este miércoles ante Santos, en la ida de la Liga de Campeones de la Concacaf.

"Estoy motivado, ilusionado y el equipo tiene que ganar estos partidos para la afición. Estamos muy contentos y felices”.

América arribará a Torreón este lunes cerca de la media noche.