NOTIMEX
8 de noviembre de 2016 / 05:06 p.m.

El presidente deportivo del América, Ricardo Peláez, descartó que el Mundial de Clubes 2016 sea una revancha, pues lo ve como una segunda oportunidad, y confió en que viajarán sin ningún problema contractual que pueda distraerlos.

En rueda de prensa en las instalaciones de Coapa, el directivo aseguró que con la experiencia que les dio el Mundial en 2015, donde fueron eliminados en cuartos de final, llegan a esta nueva edición con ilusiones renovadas.

“Japón 2016 no es una revancha, es una segunda oportunidad para demostrar alcances del equipo y lograr los objetivos”, comentó Peláez Linares, quien agregó que irán batalla tras batalla, con el aprendizaje de errores cometidos ya corregidos.

Cuestionado de lo que vivió el club el año pasado, cuando viajaron a la justa y la situación contractual de Rubén Sambueza no estaba resuelta, espera que esta vez no ocurra lo mismo, dispuestos a resolverlas antes de emprender el viaje..

“Hay que prever situaciones, ‘Moi' (Moisés Muñoz) ya está en negociaciones, la idea es que se quede. El que tenga una problemática similar la veremos antes”, comentó, al asegurar que otro objetivo será recuperar a toda la plantilla.

“Hoy pensamos básicamente en el equipo, en recuperar a todos los jugadores, iniciar bien la liguilla. Y vamos recuperando, hoy Darwin Quintero está disponible para jugar, (Miguel) Samudio ya jugó. Queremos que en la etapa más importante, liguilla y Mundial, tengamos carro completo”, comentó.

Finalmente, dijo que afrontarán el torneo con total ilusión y aprovechar la vitrina que representa la justa, “le vamos a dar toda la seriedad. El futbol da oportunidades y América no quiere dejar pasar una gran oportunidad de reivindicarse con la gente”.