CORTESÍA LA AFICIÓN
18 de diciembre de 2016 / 11:19 a.m.

El juego por el tercer lugar del Mundial de Clubes entre el Club América y el Atlético Nacional se vio envuelto por la polémica con dos decisiones arbitrales que pudieron ser fundamentales para la conclusión del mismo.

La primera de ellas ocurrió cuando Franco Armani, portero de los verdolagas, se barrió por el balón y tiró de forma violenta a Rubens Sambueza dentro del área. Sin embargo, el silbante Nawaf Shukralla no marcó la pena máxima, la cual pudo cambiar el rumbo del juego. A diferencia del partido entre el Atlético y el Kashima Antlers, no se recurrió a la revisión de video.

La segunda se dio durante el 79’, cuando el árbitro sacó una segunda tarjeta amarilla a Alexis Henriquez ‘Charales’, pero el militante del Atlético Nacional no salió del terreno de juego, aparentemente porque el oficial le quitó el primer cartón amarillo. Una decisión arbitraria que incluso se publicó en la página oficial de la FIFA.

El Club América logró empatar 2-2 en el tiempo regular pero cayó 4-3 en la ronda de penales ante el Atlético Nacional.