HELIODORO HINOJOSA | ENVIADO ESPECIAL 
15 de junio de 2016 / 10:05 a.m.

Entre el buen ambiente de la llegada de México a San José, en California, también había suspenso. Javier Aquino pasará horas decisivas en esta ciudad, pues una revisión más a fondo dará a conocer el grado de su lesión tras salir lastimado ante Venezuela de la parte posterior del muslo izquierdo.

El equipo mexicano llegó procedente de Houston, Texas, donde jugó su último partido de la fase de grupos, al momento que Chile eliminaba a Panamá, para así, casi en la entrada al hotel, conocer su rival por el pase a la semifinal, partido que el próximo sábado se realizará en el Levi’s Stadium en Santa Clara, unos 20 minutos de distancia del centro de San José.

Alrededor de 50 aficionados recibieron entre gritos a los jugadores del equipo nacional que tomaron como cuartel un hotel del centro de esta apacible ciudad.

La recompensa vino para los mexicanos residentes de la localidad, que esperaron al equipo nacional, pues Rafael Márquez, Javier Hernández, Raúl Jiménez y el “Gullit” Pena, atendieron a los fans.