CORTESÍA DE MINELLI ATAYDE / HIGINIO ROBLES | @LAAFICION
12 de marzo de 2017 / 08:25 a.m.

El conflicto arbitral en el futbol mexicano sigue sin resolverse, ya que los silbantes están a la espera de la postura de los dueños de los equipos de Primera División. Sería mañana cuando los presidentes y dueños se reúnan para platicar sobre el paro de los silbantes de la Liga Mx y para estudiar la petición que hacen.

Por supuesto, lo importante es resolver esta situación. Al interior del arbitraje han detectado que los altos mandos del balompié nacional han querido dividirlos, así que mandaron al asesor Carlos González Iribarren a platicar con varios miembros, su idea es que dejen a las cabezas de la AMA fuera del arbitraje, es decir, dividir el gremio.

Con ello, pretenden que Roberto García Orozco, José Luis Camargo, Paul Delgadillo, Francisco Chacón, así como Luis Enrique Santander se queden solos en su lucha.

Se ha dicho que a los hombres de negro no les agradó la sanción tan suave que impuso la Comisión Disciplinaria en los casos específicos de Pablo Aguilar (diez partidos) y Enrique Triverio (ocho partidos), pues consideran que la agresión a los árbitros merece un castigo ejemplar, que en otros casos ha llevado inhabilitaciones hasta por un año.

Además, exigen mayor respeto hacia su trabajo por parte de futbolistas y directivos.

Esta tarde seis de los integrantes de la Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) se reunieron en un hotel al sur de la Ciudad de México. Entre ellos destacan Roberto García Orozco, Luis Enrique Santander, Paul Delgadillo, Francisco Chacón, José Luis Camargo. Este último no quiso dar declaraciones, ya que mencionó que no es el momento adecuado.

Después de estar reunidos en un hotel al sur de la capital, los árbitros salieron sin dar declaraciones, se trasladaron en la camioneta de Roberto García Orozco para seguir analizando los pasos a seguir de su movimiento.

Todos se desplazaron a las instalaciones de la AMA ubicadas en el mismo sur de la capital. Hasta ahí llegaron el mismo García Orozco, Luis Enrique Santander, Francisco Chacón, Jorge Isaac Rojas, Paul Delgadillo y el auxiliar José Luis Camargo, todos miembros de la AMA.

Ahí estuvieron reunidos por horas, entablando charlas con directivos y afuera de la puerta se escuchaban las discusiones que sostenían presuntamente con directivos en un tono de voz alto. Parte de lo que se pudo oír es que la estrategia (no se sabe si de ellos o de los federativos o de directivos de equipos) no había funcionado. También se especuló que estuvieron reunidos con algún abogado que les habría asesorado en las repercusiones legales que podría tener para el gremio su movimiento.

Fue hasta el filo de las 20:00 horas cuando todos los silbantes abandonaron la sede de la AMA, semblantes rígidos, rostros serios y con el silencio como bandera. Los primeros en salir fueron Chacón, Camargo y Delgadillo. Luego García Orozco, quien se marchó acompañado por una persona que al parecer sería el abogado que les dio asesoría legal sobre su postura y las repercusiones de la misma.