23 de enero de 2015 / 07:38 p.m.

Escobedo.- Una menor estudiante de secundaria terminó con el rostro desfigurado tras ser atacada con blocks por dos hombres en un lote baldío de la colonia Andrés Caballero en el municipio de Escobedo.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles 21 de enero, cerca de las 13:00 horas,  cuando la menor cruzaba el terreno abandonado para llegar a la casa donde vive con sus abuelos.

Según el testimonio de la abuela, ya eran pasadas las 13:30 horas del miércoles, cuando , extrañada por el retraso de Gabriela, salió a asomarse para ver si la veía en el camino, y a lo lejos observó a la menor que apenas podía caminar y llena de sangre.

"Yo salí a asomarme a ver si venía mi muchachita, ya era la una y media y no llegaba, salí a asomarme como Dios me dio licencia, y no vi nada; ya iba a regresarme cuando vi que del monte salió como cayéndose mi niña, como pude fui a ver qué le pasó y cayó a mis pies. Le dije ¿qué te pasó mi hija? 'Me golpearon, abuelita, me golpearon' me dijo", declaró la angustiada abuela.

Los abuelos pidieron ayuda a personas que se encontraban en una bodega cercana al lote baldío, y fue así como una ambulancia pudo trasladar a la menor a un hospital para ser atendida.

De acuerdo con los familiares, Gabriela presenta lesiones severas en su cara, al grado de que las orejas se le desprendieron.

Agentes ministeriales que atendieron el caso, señalaron que tal vez se trate de hombres que bajan del ferrocarril que pasa por el lugar y se esconden en el baldío; en el que todavía se pueden apreciar blocks ensangrentados.

De acuerdo con el informe policial, la niña no fue despojada de sus pertenencias y aparentemente no sufrió agresión sexual.

Los doctores que atienden a Gabriela, han dicho a los familiares que la reconstrucción del rostro puede ser un proceso muy tardado y delicado.

Los familiares piden que las autoridades encuentren a los responsables para hacer justicia, pues la menor se encuentra muy grave y alguien tiene que responder a los gastos en el hospital.

FOTOS E INFORMACIÓN: YADITH VALDEZ