JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ
25 de febrero de 2017 / 10:02 p.m.

Los Zorros con el triunfo de esta noche despejaron dos dudas. Son una realidad en casa y Matías Alustiza no puede estar un segundo más en la banca.

El primer tiempo fue aburrido, insufrible. Faltó alegría, faltó inspiración y goles. Para el complemento el Profe Cruz dejó un lado los pleitos personales y puso en la cancha al diferente y el duelo cambió.

Alustiza le ganó el partido a los rojinegros y siguen en zona de privilegio.

El ‘Profe’ Cruz repitió el esquema táctico que mandó en el Azul. Línea de cinco en el fondo, pero como León no atacaba más que con dos, Luis Reyes y Madueña jugaron como extremos, la banda izquierda la preferida por los Zorros, pero pocas emociones.

De hecho, la primera del encuentro fue un cepillado de Germán Cano que se fue por un lado del arco de Fraga. Los Esmeraldas en los primeros 45 minutos mostraron el por qué son sotanearos generales. Sin futbol en la media cancha, los delanteros al estilo Llanero Solitario, esfuerzos individuales y un día de campo para Miguel Fraga.

Los Zorros llegaban con mucha facilidad a tres cuartos de cancha, pelota dominada, pero les faltó criterio a los volantes ofensivos de la Furia.

Todo lo querían arreglar con pelotas aéreas. Ni Luis Reyes, ni Madueña, ni Clifford Aboagye se pusieron a pensar en la estatura de los centrales de Los Panzas Verdes.

Diego Novaretti con su 1.93, después Memo Burdisso con su 1.89 y Nachito González con su 1.88 superaban por 10 centímetros a los atacantes de los Zorros. Mandar a competir a Fidel Martínez y Martín Barragán entre esas tres torres era una misión imposible.

Los zagueros del León tuvieron un primer tiempo de rutina. Sin despeinarse lograron despejar todo el peligro. Por arriba en los primeros 45 minutos no ganaron ninguna los arietes rojinegros.

El empate sin goles presagiaba el abucheo que bajó desde las tribunas.
Para el segundo tiempo el ‘Profe’ Cruz jugó al librito y puso a su mejor hombre en la cancha. Metió a Matías Alustiza y a la segunda pelota que tocó el argentino hizo el gol de la ventaja.

Al minuto 47 Alustiza recibe un pase detrás del manchón de penalti y abanicó el esférico, pero el balón le quedó de nueva cuenta y sin pensarla le metió todo el empeine y la mandó a guardar. Tiro potente que dejó sembrado a Yarbrough quien nada pudo hacer.

Con el gol el partido fue otro. El León aceleró y mandó al ‘Piri’ Burbano a la cancha y el duelo se abrió por completo.

Alustiza era un lujo en la banca y con él en la cancha el partido se inclinó para la Furia. El gol de la tranquilidad llegó mediante la vía Alustiza. El Chavo recibió el balón dentro del área y sabía que no tenía ángulo de disparo con un lujo habilitó de taquito a Barragán quien fusiló sin piedad a Yarbrough para el segundo de la noche rojinegra.

Los Zorros tenían en la lona a un León disminuido, muy viejo, acabado y aún le quedaban 20 minutos al partido. Tiempo suficiente para coronar el accionar con un gol más.

El ‘Profe’ Cruz le volvió a dar la confianza al muchacho Édgar Zaldívar y el canterano con su dorsal 300 se vio bien. Le dio frescura al ataque y mucho atrevimiento. Encaró siempre, disparó al arco y no tuvo nervios ante jugadores como Novaretti o Burdisso. Zaldívar levanta la mano por la inagotable cantera rojinegra. Al final, por sus ímpetus de ir por el balón se fue expulsado al ver la roja directa. El juvenil no daba crédito de la expulsión y se fue llorando al vestuario.

Los Zorros llegaron a trece puntos y superan a Pumas y ahora tienen en su horizonte el viaje a Aguascalientes buscando seguir en esta racha positiva.