AGENCIAS
5 de marzo de 2016 / 11:15 p.m.

En un partido de necesitados para acercarse a los puestos de liguilla, Atlas de Guadalajara una vez más mostró irregularidad y en el estadio Jalisco perdió 2-1 contra Santos Laguna.

En duelo de la fecha nueve del Clausura 2016 de la Liga MX, el equipo Rojinegro se adelantó por conducto de Rafael Márquez al minuto 31, pero el cuadro de La Comarca se hizo del triunfo gracias a los goles del argentino Martín Bravo al 43 y de Néstor Calderón, de penal al 79.

Así los Zorros se quedaron con ocho puntos, fuera de los puestos de liguilla y con el trabajo de su técnico Gustavo Costas en duda para continuar en el banquillo.

Mientras, Santos Laguna llegó a 14 unidades y respira tranquilo en la parte alta de la tabla.

En la semana se habló de algún problema en el plantel del Atlas, que no encuentra la regularidad en el certamen, se dijo que elementos como Franco Arizala y Martín Barragán fueron separados del primer equipo, situación que aclaró el técnico Costas al decir que el primero necesitaba descanso psicológico y el segundo jugaba con el filial.

Del otro lado, Santos regresó al triunfo después de cinco juegos de no hacerlo en la liga y ganar en "Concachampions" al golear al Galaxy para avanzar a las semifinales del torneo regional.

Así, ambas escuadras se midieron en la cancha del estadio Jalisco, con la idea de ganar para mantener vivas sus aspiraciones de liguilla, lo que propició un partido equilibrado, sin un claro dominador.

En un tiro de esquina apareció el capitán atlista, el hijo pródigo, Rafael Márquez, para hacer el 1-0 con certero cabezazo, cuando los de casa precisamente querían hacerse del dominio del encuentro.

Pero los Guerreros respondieron y empataron el duelo con un golazo de aire de Martín Bravo y con ello apagar el entusiasmo del cuadro local, y reflejar así lo parejo del choque.

En el segundo tiempo, Atlas se complicó la existencia con la expulsión por doble cartón preventivo del argentino Gonzalo Bergessio, al minuto 56, condición que Santos intentó aprovechar.

Los Rojinegros se tuvieron que acomodar en el campo para no ser apabullados y lograron frenar las llegadas del rival, pero un error más terminó costándoles la derrota.

La experiencia de Rafa Márquez quedó de lado y cometió un penal infantil sobre Martín Bravo, por lo que desde los 11 pasos Néstor Calderón cobró exitosamente para el 2-1, tras engañar al portero argentino Óscar Ustari.

Instantes más tarde, la Academia reclamó un penal a favor por una mano del defensor visitante Carlos Izquierdoz, pero el silbante Luis Santander no marcó nada y la desesperación atlista se hizo presente.

Los tapatíos, pese a la inferioridad numérica, arriesgaron y dejaron espacios atrás con la ilusión de sacar el empate, pero el arquero Agustín Marchesín y la zaga santista se emplearon a fondo para contener los embates del rival.

El arbitraje del encuentro estuvo a cargo de Luis Enrique Santander, quien tuvo una actuación irregular, pues enseñó tarjeta amarilla a los atlistas Daniel Álvarez, Gonzalo Bergessio, Walter Kannemann y Rodrigo Salinas, aunado a la expulsión de Bergessio.

Mientras, por Santos Laguna vieron cartón preventivo Jesús Molina y Luis Mendoz