Rigoberto Juárez
26 de junio de 2015 / 12:09 a.m.

Aunque aún tenía posibilidades de mantenerse en Europa, el reto de hacer campeón a Atlas convenció a Gonzalo Bergessio. El nuevo delantero de los Zorros sabe del ayuno que tiene el club sin título, reto que lo movió a aceptar la propuesta de México.

"Es un gran desafío, estoy muy contento, dos meses atrás hablé con el entrenador, me habló del proyecto y me gustó mucho, hice carrera en Europa y la idea de ser competitivo y de luchar por cosas importantes me gustó mucho. Tenía opciones, preferí México porque quiero pelear por un campeonato. Se estaba armando algo importante para luchar por cosas importantes, entonces me dio la confianza y estoy aquí con muchas ganas de hacer algo bueno por el grupo", manifestó.

El ex jugador de la Sampdoria de Italia, acepta llegar a la madriguera tras un año gris y de poca actividad, pero asegura estar en una de sus mejores etapas como profesional.

"No he jugado mucho, físicamente estoy bien, me he entrenado bien en todo el año, los partidos que he jugado lo he hecho de manera correcta, el otro entrenador tenía otras prioridades, ese fue el panorama, pero me ha tocado jugar y hacer goles.

"Creo que he jugado en total 90 minutos en tres o cuatro partidos (en el último año), cuando un jugador no tiene la confianza del entrenador, las cosas se hacen más difíciles. Hay que demostrar, si soy figura hay que demostrarlo en la cancha, en el correr del campeonato se va viendo si llega una figura o no. Creo que por la experiencia y físico, estoy en uno de los mejores momentos, me siento muy bien".

Gonzalo no se comprometió con una cantidad de goles, sino a entregarse al máximo en cada duelo.

"No me comprometo nunca en cantidades, voy a dar el máximo como lo he hecho en mi carrera. Yo soy aguerrido, luchar por todas las pelotas como si fuera la última, así soy yo", comentó el argentino, quien firmó con los Zorros por tres años.

Le cumplen su capricho
Christian Tabó, refuerzo de Atlas

La dupla ofensiva que ahora refuerza al Atlas es la delantera que Gustavo Matosas soñaba desde que lucía piel americanista. En Coapa le dijeron que no, pero la directiva rojinegra le cumplió el capricho de reforzar el equipo con los atacantes sudamericanos Christian Tabó y Gonzalo Bergessio.

De hecho, Bregessio reveló que desde hace dos meses había tenido pláticas con Matosas, cuando el técnico aún era americanista.

El uruguayo Tabó reportó con Atlas para realizar pruebas físicas y médicas, esto luego de disfrutar algunos días de vacaciones en Playa del Carmen. El ex jugador de Nacional apareció en el club rojinegro acompañado de su agente, de inmediato fue sometido a los exámenes para determinar en qué condiciones físicas llega al club.

Por la tarde, Tabó firmó su contrato y se convirtió en el penúltimo refuerzo de los Zorros, cuarto que ocupa plaza de extranjero, pues Matosas espera llenarlas con un volante ofensivo.