RIGOBERTO JUÁREZ
23 de marzo de 2016 / 10:04 a.m.

Se llegó la hora. Terminaron los plazos. Clubes Unidos de Jalisco se alista para arrancar esta misma semana las obras de embutacamiento del Estadio Jalisco, exigencia que interpuso la Liga MX desde hace casi tres años.

El Estadio Jalisco es de los pocos inmuebles del futbol mexicano que carece de butacas, por lo que Clubes Unidos de Jalisco, ente responsable de la administración del Coloso de la Calzada Independencia, tendrá que cumplir con los mandatos de la Liga.

Alberto Castellanos, presidente de Clubes Unidos, reveló a La Afición que esta misma semana o en la próxima comenzará el retiro de la herrería que existe en las zonas preferentes.

"En cualquier momento iniciamos (el embutacamiento), estaba haciendo el cronograma, pero la idea era que esta misma semana comenzáramos a retirar la herrería con el personal del estadio.

"Vamos a empezar con el retiro de herrería, principalmente en las zonas preferentes, en tanto decidimos con qué empresa se mandaría a hacer el embutacado y demás, y con obras de albañilería que se necesitarán una vez que se retiren la herrería. Estaríamos iniciando con eso y posteriormente se iniciaría con el embutacado", manifestó.

Castellanos indicó que aún no han decidido qué empresa será la encargada de embutacar el Jalisco. Todo el proceso tendrá un costo de 17 millones de pesos, mismos que tendrán que saldar Atlas y UdeG, ya que Chivas y Jalisco han dejado en claro que no invertirán.

"Hay varios escenarios, todo el estadio embutacado cuesta 17 millones de pesos, aunque puede reducirse el gasto ya que la zona de porras puedes dejarlas sin butacas, eso bajará una cantidad. La exigencia es todo el estadio, aunque una vez iniciada la obra puedes llevar varias etapas.

"Todavía no está la fórmula (para conseguir los recursos), nosotros estamos tratando de adelantar el tema porque después los tiempos no nos van a dar".

Según datos de la Liga MX, el Estadio Jalisco tiene un aforo actual de 54 mil 500 aficionados, pero luego del embutacado el inmueble sacrificará entre dos mil y tres mil asientos.