CORTESÍA: MILENIO DIGITAL
9 de agosto de 2017 / 08:43 p.m.

Rafael Márquez declaró que jugará su partido más difícil luego de que el gobierno de Estados Unidos realizó acusaciones en su contra, como presunto prestanombres de Raúl Flores Hernández, El Tío, identificado como uno de los grandes capos del crimen organizado de México.

El gobierno de Estados Unidos impuso hoy sanciones al futbolista Rafael Márquez y al cantante del género regional Julión Álvarez, a los que acusó de tener vínculos con un narcotraficante poco conocido, pero muy poderoso y relacionado con los cárteles de Sinaloa y Jalisco, Raúl Flores Hernández.

Un total de 22 mexicanos y 43 empresas fueron sancionados como resultado de una investigación que la DEA llevaron a cabo durante varios años sobre las actividades de Flores.

De acuerdo con el Tesoro, Márquez y Álvarez "tienen una relación duradera con Flores Hernández", han actuado como testaferro de este y su organización narcotraficante y han tenido activos en beneficio de estos.

Las sanciones congelan cualquier propiedad que Márquez, Álvarez, Flores y el resto de afectados pudieran tener en Estados Unidos y prohíben a estadounidenses implicarse en transacciones financieras con ellos, pero no les someten a cargos penales.

El cantante Julión Álvarez pidió a sus seguidores que no se preocupen por las acusaciones de Estados Unidos y aseguró que no tiene necesidad de ello porque lo que tiene se lo ha ganado con su trabajo.

DP