gerardo suárez 
5 de marzo de 2016 / 06:14 p.m.


Un fuerte conato de bronca se registró afuera del estadio de Rayados cuando las barras de Monterrey y Tigres se encontraron.

La caravana de los Libres y Lokos era dirigida hacia su puerta de ingreso, pero no se contó con que La Adicción iba también en la misma dirección.

Los ánimos se caldearon y los hinchas intentaron saltar las vayas de seguridad. Por momentos parecía que sería insuficiente que los policías pudieran detener a los barristas.

Incluso, se lanzaron piedras y una reportera gráfica de un diario local terminó con la ceja derecha abierta por los jaloneos.

De hecho, a este reportero también te tocó una pedrada en el brazo derecho aunque sin provocar alguna herida.

Tras lograr calmar los ánimos, los integrantes de Libres y Lokos fueron ingresando en grupos 10 bien custodiados por policías.

Fue hasta las 18:20 cuando el último grupo fue dirigido hasta su puerta de ingreso.

Tigres