REDACCIÓN -  @MMDEPORTESMX
31 de mayo de 2016 / 02:06 p.m.

Alan Pulido sí escapó de sus secuestradores. Según el semanario Proceso, el delantero mexicano sometió a uno de sus secuestradores al quitarle un arma.

Páginas especializadas sobre situaciones de riesgo en Tamaulipas filtraron las grabaciones de las llamadas del atacante a la policía tamaulipeca. El canterano de Tigres le quitó un arma a uno de sus secuestradores y rompió un botellón para que lo escucharan las autoridades tras darles referencias del domicilio en el cual se encontraba privado de su libertad.

Fueron tres llamadas las que realizó Alan Pulido con las autoridades antes de escaparse de la colonia Ampliación Sosa, que se ubica por el Planetario atrás de las instalaciones de Tránsito Público.

Pulido temía que fuera confundido con su plagiario por las autoridades, ya que estaban disparando al interior de la casa.

A continuación la conversación de las autoridades con Pulido:

“Reporta usuario que está con unos secuestradores, él se les escapó, no sabe dónde lo tienen escondido. Menciona que quiere que rastreen el teléfono. Se escucha donde le dice a una persona que dónde están con palabras altisonantes y lo está golpeando. Le dice que le diga la calle correcta, le dice que por el planetario, por atrás de tránsito.

No sabe más referencias ya que está todo cerrado con candado, indica que se asoma por la ventana y ve que está una antena grande blanco con rojo, como que es de la luz, la casa es de dos pisos, la casa por fuera es color blanca, un carro gris Honda enfrente de la casa y un carro rojo chico.

Se le pregunta que si él tiene un arma en su poder y menciona que sí, ya que se la quitó a su secuestrador. Se le pide que haga una detonación para que la escuche la unidad y menciona que el arma ya no tiene balas.

Se le pide que haga algún ruido y menciona que va a golpear un botellón para que lo escuchen. Viste de short y playera de colores de resaque. Él pide que le digan a la policía que está solo con el secuestrador, que no lo vayan a confundir, el secuestrador está inconsciente. Indica que están disparando hacia adentro, que no lo vayan a confundir”.


La llamada fue recibida en el C4 a las 23:58 horas del pasado domingo.