CORTESÍA MILENIO DIGITAL
4 de mayo de 2016 / 12:53 p.m.

Habrá cero tolerancia a los aficionados que pretendan alterar el orden antes, durante y después del juego del Santos-Chivas.

Además, se delimitarán con vallas metálicas a las porras locales y visitantes, ante la disposición estricta de medidas de seguridad en eventos masivos.

Adelaido Flores Díaz, titular de la Policía Municipal, explicó que serán 400 elementos de las diversas corporaciones las que vigilarán de manera detallada todo lo que acontezca adentro y afuera del TSM.

Adentro del estadio, tanto las porras locales como visitantes serán vigiladas con videocámaras para identificar a los aficionados problemáticos y así sacarlos del estadio y consignarlos ante las instancias correspondientes.

Enfatizó que sus elementos efectúan las revisiones correspondientes adentro y afuera del estadio, además se plantea la estrategia de limitar las áreas donde estarán las porras locales y visitantes.

Detalló que este jueves se espera la visita de los directos de la Federación Mexicana de Fútbol, con la finalidad revisar las disposiciones de seguridad que se emplearán en el estadio y así evitar problemas, tal y como sucedió el sábado 23 de abril con la trifulca que se presentó al terminar el partido del Santos-Tigres.

El teniente Flores recomendó a todos los aficionados que acudan al estadio, mostrar un comportamiento prudente para no incurrir en faltas graves, que lo conduzcan a enfrentar sanciones drásticas.