FOTO Y TEXTO: FRANCISCO ZÚÑIGA
9 de febrero de 2015 / 10:30 p.m.

Monterrey.- Una camioneta de plataforma ardió hasta quedar totalmente destruida mientras circulaba por lo alto de una de las joroba del Boulevard Díaz Ordaz, lo que obligó a suspender la circulación durante casi una hora mientras el fuego era controlado, para después ser retirada.

Afortunadamente, salvo el caos vehicular y los minutos de retraso que causó para cientos de automovilistas, el accidente no reportó ni lesionados ni daños a otros vehículos, por lo que todo volvió a la normalidad apenas se retiró el vehículo.

Éste era conducido por Ramiro Elizondo García, quien se dirigía hacia el poniente por la citada avenida. Explicó que no hubo mayores problemas en el traslado, pero cuando subía la joroba a la altura de la calle Corregidora, en  San Pedro, otros conductores le hicieron señas de que salían pequeñas llamas del cofre de la camioneta, una Dodge modelo 95, con placas de circulación RE 67 909.

Inmediatamente bajó de su vehículo y apenas intentaba abrir la tapa del motor cuando una explosión lo hizo desistir de su intención. En cuestión de segundos, el fuego se extendió a toda la camioneta y la envolvió de modo que la fue consumiendo rápidamente.

Los conductores que pasaban por el lugar, buscaron la manera de pasar por el carril de alta velocidad, pero ante el riesgo de otra explosión o alguna pavesa se desprendiera y cayera en otro coche, los elementos de Protección Civil de San Pedro decidieron cerrar la joroba en su circulación hacia el poniente.

Los Bomberos llegaron en minutos y apagaron el fuego enseguida, aunque como si fuera un gigantesco cerillo, la camioneta se consumió en pocos minutos, y bastaron unos cuantos chorros de agua para acabar con las llamas que quedaron.