notimex
26 de marzo de 2015 / 03:22 a.m.

Con lo mínimo, pero una gran pared bastó para que Guadalajara diera un paso más hacia la permanencia, al dar cuenta 1-0 de un Toluca falto de certeza, en duelo que cerró la actividad de la fecha 11 del Torneo Clausura 2015 de la Liga MX.

La única anotación del encuentro fue obra de Omar Bravo, al minuto 48. Con este resultado, el “Rebaño Sagrado” llegó a 20 unidades en el tercer sitio de la clasificación, además de ponerse a ocho del Puebla en la tabla de porcentajes, en tanto los “escarlatas” se quedaron con 15 puntos.

Las Chivas para nada son espectaculares, pero en su lucha que tienen eso es lo que menos importa, ya que sumaron un triunfo más que las ha colocado ya cerca de su objetivo primordial que es mantener la categoría. Ganaron por sexta vez en este semestre, ahora sobre un cuadro mexiquense que no sabe jugar en “patio ajeno”.

Enfrente estuvo un cuadro mexiquense que ha sufrido mucho cada vez que sale de casa, por ello, de alguna manera sorprendió en este duelo, en el que fue mejor en términos generales durante el primer lapso, pero sin aprovechar la única opción de gol que generó.

Todavía no se cumplían los diez minutos cuando el paraguayo Edgar Benítez entró por izquierda al área y con todo para definir, se tardó en hacerlo, para permitir la barrida de Carlos Salcedo que evitó el primero de la tarde.

A Chivas le costó acomodarse en la cancha, de hecho, tras esa jugada de peligro, el juego cayó en un cierto desorden, en el que ninguno de los dos fue capaz de imponer condiciones.

La visita tuvo su opción y no la aprovechó, pero los tapatíos sí lo hicieron apenas en el comienzo del complemento, en una gran pared que Marco Fabián de la Mora devolvió a Omar Bravo, quien muy bien tocó a la izquierda de Alfredo Talavera para poner el 1-0, al minuto 48.

Obligado al verse abajo en el marcador, los “escarlatas” se fueron al frente en pos de la victoria y tras dos polémicas jugadas dentro del área que parecían penal, tanto a favor como en contra, dejaron escapar claras opciones.

La primera en una gran jugada del colombiano Wilder Guisao, quien mandó una diagonal que se le fue entre las piernas a Marco Bueno, al minuto 76, e instantes después, el colombiano Víctor Montaño solo dentro del área hizo un mal contacto con la cabeza y dejó escapar el empate.

Los de casa se replegaron por completo y le cedieron la iniciativa a un Toluca que nada pudo hacer para evitar una derrota que solo confirma su mal torneo, ante un Guadalajara que ve de cerca la salvación y ya piensa en otro tipo de objetivos.

El arbitraje estuvo a cargo de César Ramos, quien tuvo una regular labor. Amonestó a Carlos Salcedo, Miguel Ponce e Isaac Brizuela por los de casa. Mientras que por Diablos Rojos hizo lo propio con Liborio Sánchez, Alfredo Talavera y los paraguayos Edgar Benítez, Paulo Da Silva y Richard Ortiz.