Alberto Ávalos | Guadalajara
24 de noviembre de 2017 / 10:10 p.m.

El día lo pedía así. Tiempo de hacer historia. Tal y como aquel 28 de mayo de 2017 se dio. Chivas lo logró, remontó al Pachuca y es campeón de la Liga Femenil venciendo 3-0 a su rival en el Estadio Rojiblanco ante 32,466 aficionados, imponiendo nuevo récord de entrada. El global 3-2.

El marco fue inmejorable. Muchos buscaban boleto sobre la hora. La Femenil del Guadalajara ha logrado levantar las pasiones que los varones provocan y no es para menos. La escuadra es amor puro, empuje, hambre. Futbol en su expresión más natural, sin poses, ni reclamos. Como todo mundo creció practicándolo.

Las de Luis Camacho salieron a comerse el campo desde el minuto 1 pero fue hasta el 36’ cuando Arlett Tovar abrió el marcador. El inmueble fue una explosión de adrenalina. El local se permitía soñar con el título con un mundo de partido por delante.

El partido fue una fiesta que ni el mismo Rodolfo Cota se perdió. El portero propiedad de Pachuca y que sigue a la espera de resolver su futuro con Chivas se hizo presente en el lugar, cuando la gente lo vio, no dudó en cantarle.

Pero las protagonistas estaban en la cancha y no es para menos. Se lo han ganado. Lejos de los reflectores y con un técnico que de perfil bajo se ha dedicado a trabajar, han tumbado gigantes de esta Liga de la talla de Monterrey, Tigres, América y ahora Pachuca.

En la segunda mitad Susan Bejarano aprovechó un erro defensivo de Pachuca y puso el 2-0, pero el arbitro anuló la jugada por un aparente fuera de lugar. Chivas ya era más, la visita no encontraba la forma de llegar hasta la portería de Blanca Félix.

Pero al 55’ llegó el segundo. De nuevo el balón parada. Nadie mejor que Tania Morales para poner el balón en el corazón del área. Tovar de nuevo de cabeza, nada pudo hacer Alejandría Godínez. El 2-0 estaba decretado, por lo pronto el global estaba 2-2, pero el Rebaño quería más.

Blanca Félix se hizo viral durante la vuelta de las Semifinales contra América. Ella es en un pequeño pueblo de poco más de 500 habitantes, que por cierto, algunos hicieron el viaje desde Colonia, Sinaloa que se encuentra ubicado en el Municipio de Angustura. Al 60’ les dio motivos para sentirse orgullosos.

Salió a los pies de una histórica como Mónica Ocampo para robar el balón cuando la jugadora estaba por jalar el gatillo. Poco le importo la trayectoria y peso de la futbolista de Tuzos. Es por eso que la gente de Chivas la arropó. Arriesga el físico por la camiseta y su arco.

Y el tercer gol cayó. Normal Palafox se escapó ante la defensa. Su baile dentro del campo al estilo Rodolfo Pizarro la hizo popular entre los aficionados, lo cierto es que su calidad va más allá de un simple festejo.

Encaró a la guardameta Alejandría, definió con sangre fría, como lo hacen los grandes y sí, apareció el baile, pero también las lagrimas. De esas que no se evitan cuando estás rozando la gloria. Chivas estaba cerca de consagrarse campeón. Justo como aquel 28 de mayo.

Estas chicas han dejado sus hogares, se alejaron de sus familias, pero se ganaron el premio mayor. Chivas hace historia una vez más, ahora con su equipo femenil.

En los libros quedará escrito que el club también 12 veces campeón del futbol mexicano, fue el que se consagró en la primera liga femenil profesional de este país. 24 de noviembre de 2017, una fecha más para recordar.

AM