RIGOBERTO JUÁREZ

18 de abril de 2015 / 11:19 a.m.

Chivas salió vivo de la Frontera. En una visita brava, el Guadalajara logró un empate que lo mantiene como mandón de la Liga MX. El cuadro rojiblanco tuvo que venir de atrás para conseguir una igualada ante Xolos para llegar a 25 puntos, cifra que virtualmente los tiene en la Liguilla.

Si este sábado Puebla no gana ante Atlas, el conjunto rojiblanco habrá asegurado la permanencia de manera matemática. Xolos sigue hundido al sumar cuatro juegos sin victoria.

El cuadro canino fue un vendaval desde que sonó el silbatazo inicial. Una marea roja se abalanzó contra el entonces líder general. No había transcurrido ni 180 segundos y Rebaño ya se había salvado. Tras un servicio desde la derecha, Dayro Moreno apareció en el corazón del área y remató de chilena para mandar el balón a un costado de la portería de Michel.

Diez minutos más tarde, el Guadalajara volvió a tener la fortuna de su lado. El mismo Dayro Moreno recepcionó un balón con el pecho en los linderos del área, sirvió de tacón a Gabriel Hauche y, éste, con un amague se quitó de encima a Jahir Pereira y disparó de pierna derecha para mover el poste izquierdo del Guadalajara.

La superioridad canina era evidente. Chivas no lograba respirar. La justicia apareció en el Estadio Caliente al primer cuarto de hora. Luego de un servicio de esquina desde la banda derecha, Jesús Chávez se levantó en el centro del área, ganó a Carlos Salcedo y mandó el balón al segundo poste haciendo inútil el lance de Michel.

Con la desventaja el chiverío se asentó mejor en el terreno de juego. Los de Chepo de la Torre por fin aparecieron en la Frontera. El medio campo rojiblanco comenzó a carburar. A dos minutos del descenso Carlos Salcido perdonó el empate, al estrellar la esférica en el poste cuando tenía a Cirilo Saucedo y la portería a su merced.

Si bien en los albores del segundo tiempo Luis Michel evitó el segundo gol de los tijuanenses, el complemento fue totalmente rojiblanco. El ingreso de Aldo de Nigris le dio ponch ofensivo a un Guadalajara, que con el paso de los minutos fue siendo más peligroso.

La tenencia de la esférica era totalmente del Rebaño. Gabriel Hauche y Dayro Moreno desaparecieron por completo. Los tapatíos igualaron el tanteador al 65 de tiempo corrido. Miguel Ponce, desde el corredor izquierdo, envió un centro al área, De Nigris apareció en el centro y peinó con la cabeza y, por atrás, Omar Bravo, quien ganó las espaldas a Gregory Garza, simplemente liquidó a Saucedo con un derechazo cruzado. El mochiteco festejó su gol 120 con la camiseta del Rebaño y ya está a dos goles de igualar a Salvador Reyes como el máximo goleador del equipo.

En las pocas aproximaciones de Tijuana apareció Jahír Pereira para calmar las aguas. El chiverío pudo llevarse el triunfo pero los postes lo impidieron. Un centro al área desde la derecha del Dedos López fue cabeceado por Carlos Fierro y su impacto se estrelló en el palo izquierdo, en el contraremate de Fabián el esférico nuevamente se encontró con metal; en la siguiente acción, De Nigris volvió a poner un pase de gol con la testa y Fabián, nuevamente frente a Cirilo, mandó su derechazo por encima.