NOTIMEX
14 de febrero de 2016 / 02:50 p.m.

El equipo de Guadalajara sigue en caída libre y sumó su noveno partido sin ganar, luego de caer 1-0 ante León, en partido de la fecha seis del Torneo Clausura 2016 de la Liga MX, disputado en el nuevo estadio de Chivas.

El argentino Mauro Boselli fue el autor del único tanto del partido, al minuto 78. Con este resultado, los de Guanajuato sumaron 12 unidades, en tanto que el “Rebaño Sagrado” solo ha rescatado cuatro.

En los días previos diversos jugadores de Guadalajara afirmaron que se sentían más cerca de conseguir su primer triunfo del certamen, palabras muy alejadas de lo que muestran en la cancha, donde sus argumentos no son lo suficientes para aspirar a sumar de tres puntos.

La realidad de estas Chivas es esto, un equipo que no juega como tal, que su refuerzo más costoso, Carlos Peña, tiene que salir al descanso porque no aporta nada, y que su técnico Matías Almeyda voltea a la banca sin encontrar a esos jugadores que, por actitud o calidad, inclinen la balanza a su favor.

El cuadro visitante tardó en aprovechar todas las falencias de su rival, de hecho, durante gran parte del partido nunca terminaron por irse con todo al frente para lograr el triunfo durante los primeros 45 minutos.

Para el complemento, dentro de su desesperación, Almeyda ordenó los ingresos de Michael Pérez, Angel Zaldívar y Marco Granados, movimientos que en nada evitaron que los “Panzas Verdes” poco a poco comenzaron a adueñarse del balón, gestando así el camino para el gol de la victoria.

Los pupilos de Luis Fernando Tena ya habían dado más de un aviso, pero fue hasta el minuto 78 cuando terminaron con el cero en un tiro de esquina por derecha que Ignacio González recentró a la ubicación de Boselli, quien cubrió muy bien el esférico ante una tibia salida de Rodríguez, para definir de media vuelta, al minuto 78.

Tras el gol, por protestar, Jair Pereira en su desesperación se excedió en los reclamos para ganarse la tarjeta roja y dejar así con 10 hombres a Chivas.

En quince minutos Chivas no pudo borrar todo lo que hizo en 90 minutos y tuvo que cargar con una nueva derrota que solo agudiza la crisis de este equipo, alejado de lo que alguna vez fue en el futbol mexicano, arrastrando el prestigio ante la mirada de sus millones de seguidores, que quizá ya se acostumbraron a verlo así.

El arbitraje estuvo a cargo de Fernando Guerrero, quien tuvo una buena labor. Expulsó de roja directa a Jair Pereira (80), además de amonestar a Omar Bravo (30), Michael Pérez (76), Carlos Cisneros (86) y Carlos Salcedo (94) por los de casa.