JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ 
8 de septiembre de 2016 / 06:24 p.m.

Alan Pulido, nuevo delantero de Chivas, está por debutar con el equipo rojiblanco donde es llamado a ser el sucesor del goleador histórico Omar Bravo, pero para llegar a este equipo tuvo que pelear siempre, ya que en Tigres siempre le tenían un mundo de extranjeros por delante de él y muchos no tenían el nivel del oriundo de Ciudad Victoria, por lo que Alan sentenció que su carrera no despuntó desde antes por el exceso de atacantes foráneos, así lo afirmó en una entrevista exclusiva con La Afición.

¿Qué tanto afectó tu carrera el exceso de delanteros que fichaba Tigres?
“Eso frenó un poquito mi despunte en Tigres,
yo me sentía muy preparado, con ganas de poder estar jugando y de que me dieran dos o tres partidos seguidos para mostrar mi calidad y al final no era así, siempre había un extranjero y al siguiente torneo a otro y otro y eso fue frenando mi salida, a final de cuentas muchos jugadores si no tienen fortaleza mental, esa fortaleza de querer seguir y darlo todo, creo que muchos han caído y así se han quedado por ese tipo de cosas. Uno se sentía en su mejor momento, en Tigres pasaba que marcabas un gol o dos y al siguiente partido ya te sentaban, son cosas difíciles de asimilar, pero tuve el carácter y personalidad para estar donde estoy. Siento que me soy muy fuerte en ese aspecto, siempre queriendo cumplir mis objetivos”.

¿Tuca no confía en los jóvenes?
“Es que es un entrenador muy raro, a muchos antes no los quería y de repente se han convertido en buenos, titulares, yo tuve la suerte que gracias a Dios me fue llevando poco a poco, le agradezco lo que me ha enseñado y muchas cosas, pero en su momento sí sentía rabia y tristeza de que me sentía listo y no y nada más no, tuvo que pasar mucho tiempo, pero entraba y hacía goles o en 10 minutos hacía las cosas del que jugaba en ese momento y poco a poco fui adaptando y llegó el momento en que ya no me pudo sacar, porque seguí marcando goles importantes y me metía de titular y hacía goles, hacía bien las cosas y ya no tenía cómo regresarme de nuevo a la banca y como te digo muchos jugadores no tienen esa mentalidad, se van desanimando y como no los meten se van hundiendo, pero yo tengo esa mentalidad y ahora me tiene acá”.