CORTESÍA LA AFICIÓN | @LAAFICIÓN
28 de noviembre de 2016 / 01:31 p.m.

En junio del presente año, Chivas rompió los esquemas de la transmisión de partidos de fútbol en México, al anunciar su producto Chivas TV, luego de no renovar su contrato con Televisa Deportes y apostar por la señal de Internet para la transmisión de sus partidos como local en Liga y Copa Mx.

Desde ese momento, José Luis Higuera, CEO de Grupo Omnilife Chivas, advertía que el reto sería complicado y que en un principio costaría entregar un producto de calidad para sus suscriptores, no por ello, los costos por una membresía dejaron de ser elevados y las cláusulas en su contrato fueron tachadas de 'abusivas', derivando en una multa de 5.7 millones de pesos interpuesta por la Profeco.

En el recuento de los daños, fue precisamente el choque de la jornada dos, ante Monterrey, donde Chivas TV se echó encima a la Procuraduría Federal del Consumidor, presentando una pobre señal en el encuentro que, en algunos casos, ni siquiera pudo reactivarse a lo largo de los 90 minutos del juego.

Chivas TV quiso limpiar su error aplicando algunas promociones, incluso, transmitieron el partido de la fecha 4, ante Gallos Blancos, de forma gratuita.

Las fallas en el servicio no cesaron, pues en el último partido ante América, en los Cuartos de Final de vuelta, muchos usuarios se quejaron de la pobre señal que ofrecían en un duelo clave para las aspiraciones del club en el actual torneo.

No solo las pantallas 'congeladas' o la pérdida momentánea de la transmisión fue lo que motivó a la Profeco a abrir una investigación y, a la postre, multar a Chivas TV, también las cláusulas en los términos y usos del producto, fueron consideradas como 'abusivas' pues obligaron a los usuarios a "renunciar a su derecho de recurrir a un tribunal para ejercer o defender sus derechos" en virtud del contrato.

Otro de los grandes errores de Chivas con su plataforma fueron los elevados costos, los cuales no concuerdan con la calidad del servicio a la hora de los partidos; los precios, a lo largo de la temporada, iban desde los 125 pesos hasta los 500 pesos, dependiendo el rival, y una membresía por toda la temporada se eleva hasta los 2 mil 750 pesos. El último choque ante América tuvo un precio de 350 y 500 pesos.