jesús hernández
27 de abril de 2015 / 07:41 p.m.

Con 21 goles le alcanzó a Rafael Márquez Lugo para entrar al corazón de los aficionados de Chivas, quienes se han lamentado la noticia del adiós de las canchas del delantero capitalino.

En un aire desenfadado, sin llantos, sin rencores y dejando de lado la polémica sobre su rehabilitación en la rodilla izquierda, Márquez Lugo señaló que si en su juventud hubiera sido más profesional seguramente esta operación no le hubiera puesto punto final a su andar por las canchas.

“Me faltaron muchas cosas jugar un Mundial, ir a Europa, me hubiera encantado conseguirlo pero me voy tranquilo con lo que realicé, poco o mucho, para mí estuvo bien, tal vez si pude conseguir más cosas si hubiera tenido disciplina en mi carrera pero no la tuve soy sincero, me voy tranquilo con lo que conseguí y sé que esta etapa que viene va ser mucho mejor que está”.

Márquez Lugo agregó que para un futbolista profesional lo peor que le puede pasar es dejar el futbol por una lesión, por lo que él ya superó este mal trago, aunque le hubiera gustado retirarse dentro de la cancha.

“Sin duda que sí yo creo que como futbolista lo que menos deseas es retirarte por una lesión, me queda esa espinita de haber jugado más tiempo para esta institución pero así es la vida, esto es cíclico tenía que terminar, no fue como lo soñé pero ya pase ese duelo, ya lo entendí, digerí la situación, para la vida soy muy joven, vienen muchas cosas y nada más, claro que pesa retirarse de esa manera”.