JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ
11 de junio de 2018 / 09:38 p.m.

Se acabó la era Almeyda y se fue en una conferencia de prensa larga donde atendió todas las inquietudes de los medios y mandó muchos mensajes a la afición y a su directiva. A él le hubiera gustado que lo fueran a despedir, pero no fue así, lo dejaron más de tres horas esperando en la tribuna del estadio y se dice que no hubo atenciones, al grado que el `Turco´ Zarif tuvo que ir a comprar agua a la máquina que vende refrescos. Se va Almeyda y dice que sin rencores. 

Es triste, no sé si las formas. Cada uno trata de caminar por el bien y después queda en la conciencia del ser humano. Muchas veces tratamos de hacerla bien y nos sale mal. Muchas veces vamos por el bien y nos salen mal. Yo no guardo rencor, no es mi estilo. No dejo de estar triste porque estaba feliz acá. Me podría quedar hasta ser echado y la situación iba a ser otra, no es mi estilo. Mi estilo es decir si no va más, no va más. Si alguien que te contrata ya no te brinda la confianza, no hay problema, hay que cerrar un ciclo y no estar jugando a que se va o se queda. Era más simple por todos, porque esto hace daño, sale gente manchada y se podría evitar, no es mi estilo. Estaba incómodo, triste, desilusionado por ciertas actitudes, pero ya está, se terminó. No me voy a quedar con eso, no tengo sentimientos de odio y rencor. Me va a quedar lo lindo de que Vergara me dio trabajo, se lo voy a agradecer 

El entrenador destacó que pidió que no vendieran a Rodolfo Pizarro.

“Lo primero era no vender a Pizarro y mantener a Cota, pero me dijeron que no se podía, que no había dinero. Estaba pidiendo refuerzos, por primera vez, no se pudo y les dije que había que salir y decir que había que bajar las expectativas” Almeyda

Almeyda dice que no se hizo aficionado de Chivas por quedar bien con nadie, y que ahora estará en el estadio apoyando al Rebaño Sagrado.

“No es demagogia, pero en este momento han aumentado los millones y ahora hay más porque empezamos a ser hinchas de Chivas desde ahora. Queremos lo mejor y estaremos siguiendo. Me quedaré a vivir en Guadalajara y pediré un bono para venir a verlos”.

¿Cómo te vas después de algunos detalles que hubo de parte de la directiva contigo?

“Tampoco quiero hacer una despedida para lastimar ni que haya buenos o malos. Muchas veces en los trabajos, donde no hay unión, nosotros la priorizamos. Cuando vi que no había más unión, no quiero estar en un lugar así porque sería estar para cobrar y no quería eso. Estoy para lo que hago, ver a la gente a la cara y por medio del diálogo intercambiar ideas”.

¿Qué recuerdos le llegan del tiempo que estuvo en Chivas?


“Mientras estábamos esperando desde las cuatro de la tarde, miramos la cancha y nos daba un poco de melancolía. Es difícil para nosotros el dejar este club. Recordamos el día que llegamos, había mucha gente, hoy estábamos solos y me dio tristeza. Es hora que le den el valor que merecen los jugadores. Los entrenadores no somos magos, entrené un grupo de jugadores que marcaron algo en la historia. Mientras iba trabajando notaba que ustedes mismos agarraban un referente de atrás. Ellos hicieron una historia, después del campeonísimo son los más ganadores. Dios quiera que lo puedan ayudar a seguir alzando ese grupo. He conocido mucha gente en el futbol y lo que hemos provocado con este grupo fue más allá del futbol, no era sólo que jugaran y patearan una pelota, ellos dignificaron al jugador mexicano, porque era la demostración que el mexicano puede y es lo que yo creo. Por eso son tan grandes y van a seguir porque están preparados”.