CORTESÍA: LA AFICIÓN
15 de marzo de 2016 / 08:55 a.m.

El ex mediocampista de las Chivas, Ángel Reyna fue cuestionado en La Última Palabra acerca de su relación que tuvo con José Manuel de la Torre, cuando dirigió al Rebaño, el futbolista solo respondió que fue uno de sus grandes problemas cuando él estuvo en el equipo.

“Fue una piedra en mi carrera, para mí es una persona sin valores”, declaró Reyna.

El problema con ‘Chepo’ y Néstor de la Torre se dio a “base de engaños”, porque no solo len mintieron a sus compañeros, sino también a la afición y a los medios de comunicación.

“Cuando me mandan a la supuesta Tercera División, yo estaba lesionado, ellos me ponían a jugar lesionado. Estuve dos veces lesionado del codo, tuve dos luxaciones fuertes, una tercera en una pretemporada, ellos realmente no me creían, a pesar de que había todos los estudios”, expresó el ex centrocampista del Rebaño.

Ángel Reyna llevó al programa la resonancia que se realizó un día antes de que publicaran el comunicado de que el atacante sería enviado a la Tercera División, “por no tener los mismos objetivos”.

Un día antes del desplegado de Chivas: “yo habló con Chepo de la Torre, le digo que si él sabía de la resonancia y con la cara de siempre, que presenta en la televisión y en los medios y, su soberbia me dijo que él sabía todo, que no le importaba, que lo único que quería era que no estuviera con ellos”, dijo Ángel.

No era la primera vez que el centrocampista tenía un enfrentamiento con José Manuel, ya que el primero fue en un partido de la selección, cuando México participaba en una Copa Confederaciones.

Por otra parte, cuando Chepo llegó a dirigir a Guadalajara, el ‘pleititos’ fue a hablar con Chepo para comentarle que él quería salir del equipo, ya que tenía un acuerdo con el propietario del club, Jorge Vergara, en el que sería campeón con los rojiblancos, “era algo que él quería y a lo que iba”.

“Si tu no me vas a poner a jugar, si no me vas a contemplar, déjame ir y yo no te voy a estorbar, afirmó Reyna; pero el ex seleccionador nacional le contestó que lo dejaría jugar, que confiara en él.

El día que Reyna se dirigió con De la Torre, convocaron una junta (Néstor y Chepo), a la cual no pudo entrar, pero que sí asistió el dueño de Chivas y los demás jugadores. “En esa junta se la pasan hablando mal de mí”, incluyendo sus compañeros.

A partir de la reunión fue que comenzó el cambio de actitud hacia Reyna, por parte del cuerpo técnico y de quien era el presidente eno ese entonces.

Hasta hace unos días, Ángel Reyna llegó a un acuerdo con el Club Guadalajara para poder salir del equipo.