Jesús hernández
27 de abril de 2015 / 07:32 p.m.

Rafael Márquez Lugo se retiró del fútbol profesional luego de que no se pudo rehabilitar de una operación en la rodilla izquierda. Fue un año de dos cirugías, de mucha espera y al final no pudo volver a las canchas, al grado que desde Italia su tocayo Rafael Márquez Álvarez posteó en su cuenta de Twitter que al delantero de Chivas no lo trabajaron bien en específico el equipo de trabajo del doctor Ortega.

"Me voy muy tranquilo, sé que no pasó ni por la operación ni la rehabilitación ni falta de ganas o entrega, compromiso de estar bien, no pasó por ahí, me operó el mejor doctor, me hizo cinco operaciones en mi carrera y hay que entenderlo, de repente el cuerpo dice hasta aquí y ningún proceso quirúrgico puede ayudarte, estoy muy tranquilo y agradezco Rafa toda la entrega hasta el día de hoy".

Márquez Lugo sentenció que intentó hasta el último momento regresar a las canchas, pero que ya hace unos días cuando le hicieron una prueba de resistencia y el resultado fue negativo para él.

"Como lo decía porque al final si ya no siento mejora, también sería muy cómodo y no hablaría muy bien de mí saber que ya no voy a poder jugar y quedarme aquí me parece que no es por ahí, si llegué hasta hoy a tratar de rehabilitarme es porque pensaba que podía y cuando vi que no tomé la decisión y se acabó".