JESÚS HERNÁNDEZ
23 de julio de 2016 / 04:12 p.m.

Hace cuatro meses entró de cambio, jugó 20 minutos, aniquiló a la zaga del Monterrey y metió dos goles que le dieron el triunfo al Rebaño.

Javier Eduardo López, a quien le apodan La Chofis, habló con La Afición sobre sus primeros días en Chivas, cuando dejó la pobreza extrema en Torreón y lo mal que la pasó el año y medio que lo tuvieron borrado entrenando con la Sub 20 y la Segunda. También, hoy es noche de estreno en Zapopan. Chivas Tv lanza su primera transmisión y El Rebaño debuta en casa ante el poderoso Monterrey de Antonio Mohamed.

“Ha sido muy difícil desde que llegué, pues arribé recomendado acá a Chivas y me ponen a una categoría abajo de la mía“, recuerda.

Cuando te debutó Benjamín Galindo en la Liga pasó casi año y medio para volver a tener participación con el primer equipo, ¿te desesperaste?

No, pero se pudiera decir que fue un momento malo que tuve en mi corta carrera y eso malo que viví me ayudó un poco a estar en Primera, desde lo más mínimo, que tuve problemas extra cancha y todo eso me ayudó a ser mejor persona y como te digo estoy consciente donde estoy parado y sé que aún me queda mucho por aprender.

Matías Almeyda dijo que podrías ser el mejor de México, ¿eso te compromete más?
Sí, desde que él llegó siempre me apoyó, cuando él no estaba acá yo estaba borrado del primer equipo, pero él llega y va a ver un partido de la Sub 20 y al otro día me llaman a entrenar con él y fue ahí cuando se puso a platicar conmigo, que estaría muy cerca de mí y que confiara mucho en él y ha sido como lo he dicho, confió mucho en él, he crecido futbolísticamente y me puede ayudar a crecer más, voy a confiar mucho en él, sabrá cuando ponerme y cuando no.

Le debes mucho al que te debuta, pero también al que te consolida, ¿no?
Sí, igual le agradezco a todos los profes que he tenido desde que llegué, a los de las básicas, cada uno me ha enseñado muchas cosas, estoy agradecido con todos y con Matías también que me ha dado esa oportunidad, esa responsabilidad grande y me siento bien con eso.

Santos dos veces intentó llevarte, ¿ pensaste, quisiste salir de Chivas?
No eran ganas de irse, eran más bien las ganas, cuando iba al estadio y veía a mis compañeros jugar (de su generación) y a veces me agüitaba por no poder estar ahí y era por esa parte que yo quería salir a jugar, a donde fuera, yo quería jugar y ahora le doy gracias a Dios y a este cuerpo técnico por la oportunidad.

En el torneo pasado, en 20 minutos, le diste un baile a Monterrey, ¿quieres repetirlo en esta ocasión?
Ellos tienen un gran equipo y los respetamos mucho, tuve ante ellos un regreso, quizá más de que lo esperado, venía de una lesión de dos meses que no me dejaba, por eso digo que ese regreso es como un sueño porque entro y hago dos goles, pero los respeto mucho porque son un gran equipo.

¿Quieres hacerle otros dos goles?
Sí, ojalá que sí, eso espero.

¿Este es el año de la consolidación de La Chofis?
Eso espero, lo busqué desde el torneo pasado, pero tuve lesiones que no me dejaron, pero ahorita físicamente me siento muy bien.

¿Te pegó no ir a los Olímpicos?
No, ahorita me voy a preparar para lo que es lo más grande, que es la selección y cuando estés bien llegará ese llamado, no lo descarto, pues me gustaría ir con la selección mexicana, es mi tirada, pero primero tengo que ser titular en mi equipo y eso sé que me abrirá las puertas de la selección.

¿Te ha afectado que muchas personas que no te conocen hablen mal de ti?
Sí, no sé de dónde sacan esas cosas, que si agrandado, pero la poca gente que me conoce saben cómo soy, que soy tranquilo, vengo de una familia muy humilde, soy del barrio como todo futbolista y que no se dejen llevar por esos comentarios, porque la crítica siempre va a estar y para eso me estoy preparando para lo bueno y lo malo también.

¿Cómo hacerle para que no se te olvide que vienes del barrio?
Ya tuve golpes muy fuertes hace un par de años y eso me ayuda a madurar a saber cómo actuar, porque para todo hay tiempo y al barrio cada que tengo vacaciones voy y como si viviera ahí, a los amigos los invito y hacemos una carnita asada y seguido voy a visitarlos, o a mis mejores amigos los invito a que vengan a verme.