JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ
22 de junio de 2015 / 11:10 p.m.

El Rebaño Sagrado tiene un semestre de compromisos extremos, primero salvar el tema porcentual y regresar a los primeros planos.

Uno de los estandartes de las Chivas en este momento es Omar Bravo, quien como capitán sale a respaldar el armado del equipo y dice que entre sus metas personales sigue siendo el terminar como líder de goleo de la competencia.

“Mi meta realmente está primero el beneficio del equipo que es ser campeones y después individualmente buscar el título de goleo, se cuales han sido las tendencias de estos torneos, está terminando entre 10, 11 goles, 12 cuando mucho lo veo como algo totalmente alcanzable en la medida que tengas constancia en el torneo. Hemos jugado con eso, la permanencia y siempre van a estar primero los objetivos del grupo aunque mi trabajo no sólo es hacer goles se te juzga así”.

Se le preguntó al mochiteco que si él vive un momento de mayor presión al ser el capitán y el jugador más experimentado del equipo y declaró que dicha presión la ha vivido siempre en el entorno de Chivas.

“Es una responsabilidad con la que he vivido toda mi carrea, más en Chivas, no le temo al reto, he vivido con ello muchos años, ha pasado el tiempo y constantemente estás en la crítica, si anotas o no anotas, hay que saber vivir con eso, hay que saberlo manejar, claro que es una presión agradable en la medida que te dediques a hacer tu trabajo, entendiendo las necesidades del equipo siempre”.

¿Éste será su último torneo?

“Mi contrato está hasta el 31 de diciembre sobre esa base se pueden comentar muchas cosas, personalmente me encargué de desmentir una mentira con un medio y nada más, voy a dar lo mejor de mí hasta el límite de mis posibilidades, voy a competir porque se lo que necesita este equipo, los alcances que tiene y las exigencias de los aficionados”.