17 de febrero de 2016 / 09:29 a.m.

Aquí te presentamos la columna de hoy de Roberto Hernández Jr., Futbol al Día.

Vergara vs Carlos Albert

Es un problema futbolístico entre ellos dos.

Por lo tanto, acepto que no tengo por qué meterme en un asunto que les compete a ellos.

Pero es un bonito lío del cual aprendemos y me siento con derecho a opinar. Total, si la riego, es responsabilidad mía.

Todo el cuento lo empieza El Gullit Peña, vendido muy caro a las Chivas por un León que, junto con el Pachuca, son unos leones para los negocios. ¿Quieres? ¡Sí!, luego paga.

Y Vergara pagó.

Fíjense cuántos futbolistas de esa posición de organizador han fallado en el Guadalajara.

Hoy es El Gullit, ayer fue Marco Fabián, antes fue Ángel Reyna.

Comprar al jugador de moda les corresponde a gentes que no saben de futbol. No saben comprar, menos vender, y los resultados van llevando al equipo al descenso.

Usted dígame: esos tres jugadores mencionados, ¿son malos futbolistas? No, nunca, pero siempre han disfrutado del apoyo de complementos que los hacen rendir.

Por ejemplo El Gullit. No tiene en las Chivas el apoyo de un Gallito Vázquez que te permite jugar libre y cambiar de rumbo aunque todos vayan hacia adelante. Si El Gullit se mueve por la derecha, tanto Gallito como Luis Montes a ojos cerrados sabían dónde poner el balón en el avance.

En Chivas no hay eso, ni Gallito ni Montes, y si compras a ciegas, sin estudiar dónde vas a poner a tu joyita nueva y cómo hacerlo jugar, por muy bueno que sea, no te va a rendir.

Tons, tiene razón Carlos Albert cuando dice cara a cara: "Tú no sabes de futbol". Y luego le agregas la sentencia: Si se va el Guadalajara es culpa tuya, eres el único culpable de todo lo que pasa en Chivas.

Vergara cometió otro grande error cuando corre a Chepo de la Torre y cuantimás a Néstor. Era una pareja con talento para no dilapidar tanto dinero y comprar adecuadamente según lo que Chepo le quería dar a Chivas.

Y ahora el técnico actual te señala un gran error de comportamiento de los jugadores que, en apariencia, muestran que les vale madre el destino de las Chivas y su propia carrera. Dice el técnico: "No muestran deseos de jugar".

Tons, ya no es El Gullit el único culpable y así le griten, si el equipo quiere irse a segunda división, lo va a lograr.

Y en serio, es culpa del señor Vergara que se metió a un terreno que no compra ni con todo el oro del mundo, que es el conocimiento para manejar una institución de futbol.

El técnico es bueno pero los jugadores son mediocres, justo el material que quiere a gritos la Segunda División.

Si don Jorge es víctima de los aduladores que le aconsejan, por sacarle plata o estar en el ajo, tan sólo el permitirlo lo hace culpable de todo lo que pasa en el Guadalajara.